Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Instituto Miquel Martí i Pol, donde 19 de sus 20 grupos están confinados / EP

Educación deja abierto un instituto con 19 de sus 20 grupos en cuarentena

Los sindicatos de profesores alertan de que es una "decisión política" para "esconder" los datos reales y no empeorar las estadísticas

3 min

El Departamento de Educación ha decidido dejar abierto un instituto en el que 19 de las 20 clases que lo conforman están en cuarentena. Se trata del centro Miquel Martí i Pol, de Roda de Ter (Barcelona), donde hoy solo irá a clase un grupo. Parece ser que el brote tiene origen en una de las líneas de autobús que llevan a los alumnos al instituto. 

Tweet del sindicato de profesores Aspepc-sps / TWITTER

De los 19 grupos aislados, solo diez están confinados por la presencia de un positivo entre sus miembros. Los otros nueve se han aislado preventivamente, mientras esperan a que se les realice la prueba PCR. En todas las clases en espera hay al menos un estudiante que utiliza la ruta de autobús donde se ha desatado el brote. 

Opacidad en el Govern

El sindicato de profesores de secundaria Aspepc-SPS señala que la apuesta por mantener el centro abierto es una "decisión política". "Nos deja perplejos, no entendemos como se está poniendo en riesgo a tanta gente por la idea de no cerrar centros", señalan fuentes del sindicato.

Los profesionales de la educación denuncian que a la consejería "solo le interesan las estadísticas". "No quieren que ningún centro figure como cerrado", aseveran los docentes, que se sienten "engañados sin saber con qué objetivo".

Cambio de criterio

Aspepc-SPS lamenta que la conselleria de Bargalló "cambie constantemente de discurso". Si bien al inicio del curso se dijo que todos los centros que tuvieran dos grupos aislados deberían cerrar sus puertas por precaución, pocas semanas después se comunicó que solo lo harían si las autoridades sanitarias así lo recomendaban. El resultado es que apenas una decena de centros han sido clausurados preventivamente desde septiembre, pese a que en varios han habido incluso más de diez grupos aislados al mismo tiempo. Por otro lado, hace dos días se comunicó que a los contactos de positivos no se les harían PCR, sino tests de antígenos --mucho más propenso a dar falsos negativos, aunque más rápidos--, y se sugirió que los alumnos de instituto se realizasen las pruebas ellos mismos, con la supervisión de los profesores.

"Adecúan el discurso a cada circunstancia para fingir que todo va bien", mantienen las fuentes sindicales. Desde Aspepc-SPS argumentan que "para resolver el problema se tendrían que tener los datos claros, pero las cifras que comunica Educación son falsas". Los profesores llevan meses defendiendo que las clases de secundaria deberían ser completamente telemáticas, pues "tener entre 30 y 40 alumnos en un aula no es aconsejable", en palabras del sindicato.