Menú Buscar
Obras de la urbanización de Sa Guarda en Cadaqués / CG

Ecologistas recurren a Fiscalía para frenar la urbanización de Custo en Cadaqués

La asociación 'Amics de la Natura' presenta una nueva denuncia ante Territori con la intención de parar las obras

03.04.2019 00:00 h.
6 min

Ante la inacción del Ayuntamiento de Cadaqués, y del Departamento de Territori de la Generalitat, la asociación Amics de la Natura presentará una denuncia ante Fiscalía para frenar la urbanización de lujo del diseñador Custo Dalmau y su hermano en la localidad de la Costa Brava.

Obras de la urbanización de Sa Guarda en Cadaqués / CG

Obras de la urbanización de Sa Guarda en Cadaqués / CG

Ecologistas de esta organización han presentado una nueva demanda este martes ante el consistorio de la localidad y también ante Territori para paralizar las obras de Sa Guarda “con carácter de urgencia” ya que se están vertiendo “toneladas de escombros en una zona verde pública, algo que está totalmente prohibido por la ordenación urbanística vigente”, explica Kirsten Grau a Crónica Global.

Denuncia

En el escrito, vecinos de la zona denuncian “la ejecución de obras ajenas al proyecto de urbanización de Sa Guarda, consistentes en movimientos de tierras, excavaciones, alteración de la morfología del terreno, variación de la topografía, y preparación de las base de las parcelas” en diversos sectores de la zona.

Grau, que firma la queja oficial, critica que durante las excavaciones para llevar a cabo las instalaciones de agua y luz en la zona, algo que permite la licencia que los hermanos Dalmau tienen desde 2013, están llenando dos parcelas adyacentes de escombros, lo que excede los propios trabajos de urbanización.

Obras de la urbanización de Sa Guarda en Cadaqués / CG

Obras de la urbanización de Sa Guarda en Cadaqués / CG

Desde Amics de la Natura de Cadaqués exigen que se inspeccione la zona y que se incluya un expediente de disciplina urbanística “con las sanciones correspondientes”, así como que se realice la revisión de oficio del Proyecto de Urbanización, que a su entender es “nulo de pleno derecho”.

“Atentado ecológico”

Estos vecinos de la localidad de la Costa Brava sostienen que las obras de Sa Guarda suponen un “presunto atentado ecológico” ya que el nuevo vertedero de escombros está llenando de residuos dos parcelas adyacentes, y por eso preparan una denuncia que presentarán ante la Fiscalía de Medioambiente para que investigue este caso “como un ilícito penal”.

Además, Grau alerta de que “pasarán los meses y ellos seguirán con la obra, y la topografía de Cadaqués se verá todavía más afectada”. ¿Cuál es la solución? “Que se pare cuánto antes para que no siga afectando al paisaje”, sostiene.

El consistorio, a favor de las obras

El consistorio de este municipio de Girona explicó a este medio que el proyecto, que pretende construir más de 100 viviendas y un hotel de lujo, cuenta con licencia desde 2013. De hecho, el concejal de Urbanismo, Santiago Sanés, defiende que las obras no suponen ningún perjuicio para el entorno. "No está dentro del parque natural de Cap de Creus, sino cerca. Se encuentra dentro de los límites de actuación”, señala.

Además, el regidor sostiene que “no está en una zona catalogada”. Por su parte, los ecologistas han presentado diversas quejas, pero Grau lamenta que no reciben ninguna contestación "desde noviembre". "Estamos desesperados, no sabemos que hacer, por eso estamos ultimando la demanda ante Fiscalía", avanza. "No hay manera de parar las obras", explica.

La Generalitat no puede intervenir

Territori no puede parar la intervención. Hace unas semanas explicaron a este medio que pese a estar "analizando y estudiando" el proyecto, éste se adapta al Plan Director Urbanístico de revisión de suelos del litoral de Girona. Aunque tras recibir la queja de las entidades ecologistas, desde la Generalitat han seguido el procedimiento habitual en estos casos: pedir el proyecto al consistorio de l’Empordà.

“Está pendiente de un análisis jurídico y no hay un plazo establecido”, indican. Eso sí, desde Urbanismo aclaran que no tienen potestad para interrumpir los trabajos: “El Ayuntamiento de Cadaqués es el único que los puede paralizar”. Si el Govern decidiese frenarlo --con un decreto ley, por ejemplo-- tendría que indemnizar a sus promotores, y la suma podría ser cuantiosa. 

Condena de Custo

Por su parte, Dalmau denunció hace unos días la "violencia" de los grupos ecologistas que, ante la inacción de la Administración para poner coto a las obras, decidieron organizar una protesta ante una de sus tiendas en Barcelona.

Tras la acción de unos activistas, el dueño del terreno en Cadaqués anunció que tomararía medidas legales para restablecer sus "derechos" y su "honor".

Impacto ecolológico

Las organizaciones ecologistas siguen reclamando que se ponga fin a este proyecto que tildan de “especulación urbanística”, y que supondrá la construcción de 104 viviendas y un hotel de 4.000 metros cuadrados, lo que según ellos “tendrá un elevado impacto ambiental y territorial que contraviene el desarrollo sostenible”.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información