Menú Buscar
Manifestación de jóvenes ecologistas de 'Fridays For Future' en el Ayuntamiento de Barcelona / @FridaysForFuture

Los ecologistas jóvenes sí se ponen de acuerdo

El movimiento verde y juvenil Fridays for Future se extiende por toda la geografía catalana; su reto pasa por coordinarse para evitar que el planeta llegue al colapso

6 min

El pasado 15 de marzo los ecologistas jóvenes tomaron las calles de Barcelona para protestar contra la emergencia climática que vive el planeta. La concentración del Friday for Future convocó a más de 12.000 jóvenes que luchan para evitar el fatal destino que le espera a la Tierra, puesto que los datos más pesimistas explican que ésta podría llegar a su colapso en una franja de entre 30 y 50 años. 

Este movimiento se ha extendido por todo el mundo desde que la sueca Greta Thunberg empezó con su solitaria protesta contra el cambio climático. Desde entonces, este boom ha generado un nuevo 15M, espontáneo y sin líderes claros, que pretende frenar algo que se vive como casi inevitable. Esta fiebre ecologista se ha extendido por toda Cataluña de forma asimétrica. 

Carteles de protesta en una manifestación de Fridays For Future en Barcelona / @FridaysForFuture
Carteles de protesta en una manifestación de Fridays For Future en Barcelona / @FridaysForFuture

Geografía catalana

Uno de los portavoces de Fridays for Future en Barcelona, Guillermo Chirino, explica que este movimiento está implantado en gran cantidad de ciudades catalanas, como por ejemplo Tarragona o Girona: "Ellos se movilizan de manera independiente, pero tenemos un grupo de coordinación en Cataluña para darnos apoyo mutuo si uno de los municipios lo necesita y también para definir los objetivos conjuntamente". 

"Barcelona agrupa al núcleo principal, aunque en el Vallès hay mucho movimiento: Sabadell, Terrassa...", explica el joven ecologista y estudiante de Ciencias Ambientales (UBAlex Terrén. El activista de base, que hace poco que se ha incorporado al movimiento, revela que en Sant Cugat del Vallès se ha producido un auténtico boom, mientras que en otras regiones de Cataluña todavía hay que darle impulso (como el Baix Llobregat o L'Hospitalet). 

Miembros de Fridays For Future reunidos con Colau en Barcelona / @FridaysForFuture

Miembros de Fridays For Future reunidos con Colau en Barcelona / @FridaysForFuture

Alianzas

A Terrén le gustaría poder impulsar este movimiento ecologista en L'Hospitalet: "Hay que pensar en global pero actuar en local, y lo que más cerca me queda es mi ciudad". Desearía que entidades como la Associació d'Estudiants de L'Hospitalet, de la que formó parte en su época preuniversitaria, e institutos de la zona se implicasen en esta lucha por el medio ambiente

Desde Fridays for Future son muy críticos con los discursos políticos: "Aunque cambien las promesas, no cambian las acciones". "Por este motivo hemos comenzado a establecer alianzas con el resto de colectivos de la sociedad civil organizada para hacer partícipes no solo a los estudiantes preocupados por su futuro, sino a todos los miembros de la sociedad", explica Chirino. 

Coordinación

Los jóvenes se coordinan a través de las redes sociales, foco principal de convocatoria de sus acciones y medio para dar a conocer este movimiento estudiantil tan autónomo y volátil. Asimismo, los jovenes del Friday For Future se reunen presencialmente algunas veces al año para trazar un plan de acción común. 

Ante el gran aumento de núcleos surgidos en Cataluña, esta organización preparó unos campamentos en la masía de Mas de les Vinyes, granja autogestionada y autosuficiente cuyas fuentes son respetuosas con el medio ambiente. "Había gente que casi ni se conocía, y fue una forma de poner en contacto a todo el mundo", explica el joven hospitalense. Las jornadas fueron un espacio de "coordinación, acción interna y cohesión de grupo". 

Folletos informativos en un stand de Fridays For Future en Barcelona / @FridaysForFuture
Folletos informativos en un stand de Fridays For Future en Barcelona / @FridaysForFuture

Ampliando fronteras

Por este motivo, este movimiento social apartidista prepara una movilización para el próximo 27 de septiembre. La marcha empezará a las 18:00h desde Jardinets de Gràcia, en la que los organizadores llaman a toda la sociedad a salir para evitar el colapso ecológico: "Sindicatos como CCOO, UGT, CGT o la intersindical nos darán apoyo", explica Chirino. 

Aunque el movimiento está "liderado por jóvenes y estudiantes", puesto que serán las principales víctimas de la crisis climática que puede acabar produciéndose, "nuestra intención siempre es concienciar a toda la sociedad para así hacer incidencia política". Por ello, el portavoz de la asociación explica que han escogido esa franja horaria para la próxima marcha con el objetivo de aunar fuerzas con más gente en el movimiento por la justicia climática.