Menú Buscar
Vista aérea del Eixample, uno de los barrios más caros de Barcelona y donde escasean los equipamientos públicos

La Dreta de l'Eixample, el barrio de 44.000 habitantes sin ninguna escuela pública

La Síndica de Greuges de Barcelona, Maria Vilà, se ha reunido con los vecinos y ha constatado la falta de equipamientos públicos y la dificultad de acceso a la vivienda en este barrio

21.11.2018 13:03 h.
4 min

La Síndica de Greuges de Barcelona, Maria Vilà, ha reclamado este miércoles la necesidad de disponer de un plan de equipamientos públicos en la Dreta de l'Eixample y solucionar los problemas de acceso a la vivienda. Tras reunirse con los vecinos de este barrio, la Síndica ha constatado de primera mano que las peticiones más urgentes son "la creación de equipamientos públicos y soluciones para la grave dificultad de acceso a una vivienda digna".

En un comunicado, la Vilà ha detallado que en la Dreta de l'Eixample --donde viven unos 44.000 residentes-- no hay ninguna escuela pública, ningún casal de barrio ni instalaciones deportivas municipales. Asimismo, el barrio cuenta únicamente con un instituto, una escuela infantil y un casal para gente mayor.

La vivienda, un problema compartido

Los representantes vecinales han explicado la propuesta de convertir el edificio neoclásico conocido como Taller Masriera, ubicadoen la calle Bailén, en un equipamiento de uso público al servicio del vecindario para actividades culturales y lúdicas. “Se lo hemos explicado a las autoridades municipales pero no hemos recibido respuesta”, han informado desde la asociación de vecinos y vecinas. En este sentido, Vilà ha lamentado "la pérdida de oportunidades para incorporar edificios al patrimonio municipal con el fin de destinarlos al uso común, o para evitar que el patrimonio público se privatice en beneficio del uso especulativo".

La vivienda es otra de las grandes problemáticas que apuntan desde la asociación de vecinos, en consonancia con el resto de barrios de la ciudad. A partir de datos recogidos entre 2016 y 2018, la asociación ha llevado a cabo un informe que analiza con detalle la dificultad para acceder a una vivienda digna y a un precio accesible. Según el documento, el barrio está formado por 1.896 edificios, de los cuales 1.832 están dedicados al uso de vivienda. Además, destaca la disminución de población que ha sufrido la zona, pasando de 71.594 habitantes en 1970 a los 44.26 actuales: "Las familias con rentas más bajas están siendo sustituidas por nuevas familias con rentas más altas y por un porcentaje elevado de no residentes o de inversores internacionales", han manifestado los vecinos.

Propuestas de los vecinos

Para solucionar estos problemas, los representantes vecinales proponen dos acciones concretas: desapariciones de ventajas fiscales para determinadas inversiones inmobiliarias y que la administración municipal haga efectivo el derecho de tanteo y retracto sobre edificios de viviendas.

La Síndica de Greuges de Barcelona ha constatado que el grave problema de acceso y permanencia en las viviendas es común a toda la ciudad, pero en este caso está “agravado por la presión turística e inversora, por la centralidad del barrio”. Vilà ha remachado que “es necesario que se tome conciencia sobre los problemas del barrio, más allá de la apariencia de bienestar que se perciben a partir de las principales vías de la zona, como pueden ser la avenida Diagonal o el paseo de Gracia”.

 

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información