Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen de una jornalera trabajando en el campo andaluz.

Dos niñas de 13 y 15 años, vendidas por sus padres

Las familias rumanas que las compraron residían en Andalucía, donde las explotaban como jornaleras, en tareas domésticas y en la mendicidad

Redacción
3 min

La Policía Nacional ha liberado en Sevilla a dos hermanas de 13 y 15 años de edad, respectivamente, que fueron vendidas en Rumanía por sus padres a otros dos grupos familiares a cambio de 1.700 euros, tras lo que fueron obligadas a casarse y después trasladadas a España.

Aquí, ambas fueron obligadas a trabajar en el campo, a recoger chatarra y a vivir de la mendicidad, hechos por los que han sido detenidas siete personas de los dos clanes familiares.

Primero, la boda

La investigación se inició una vez que los agentes, fruto de la colaboración con otros organismos públicos, localizaron a una joven de 15 años de edad que se encontraba en situación de desamparo y que, por las circunstancias de su entorno, podría haber sido víctima de un delito de trata de seres humanos.

La menor declaró que había sido vendida por sus padres hacía tres años en Rumanía a otra familia rumana por algo más de 650 euros. Además, la obligaron a contraer matrimonio con un chico de 18 años con el que viajó posteriormente hasta la provincia de Sevilla.

Las indagaciones de los agentes permitieron conocer las condiciones en las que vivía la menor, que sufría malos tratos físicos y psíquicos por parte de su pareja y que estaba siendo presionada para quedarse embarazada, mientras que también era obligada a recoger chatarra y a trabajar como jornalera, para lo cual la hicieron pasar por mayor de edad presentando documentación falsa.

La hermana menor

Sus padres habían vendido recientemente a su hermana de 13 años por la cantidad de 1.100 euros para obligarla igualmente a contraer matrimonio con un miembro de otro clan familiar, también menor de edad.

Fue encontrada en la localidad de Camas, donde vivía en una chabola haciendo labores de ama de casa y mendigaba en un parking cercano.

La Policía ha detenido a cinco personas de un mismo grupo familiar, entre ellas el marido de la primera de las menores, por un delito de malos tratos y otro de trata de seres humanos. Posteriormente, fueron detenidos los dos cabecillas del clan familiar que habían comprado a la chica de 13 años.

La operación ha sido realizada por la Ucrif de la Brigada Provincial de Extranjería y Fronteras de la Jefatura Superior de Policía de Andalucía Occidental en respuesta a los delitos relacionados con la trata de seres humanos, para lo cual es fundamental la colaboración ciudadana, que puede poner en conocimiento de la Policía estos hechos a través del correo electrónico trata@policia.es.