Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Comisaría de los Mossos de Terrassa, donde ha declarado el padre de las hermanas torturadas y asesinadas en Pakistán / GOOGLE STREET VIEW

Las dos hermanas torturadas y asesinadas en Pakistán querían casarse de nuevo en Terrassa

Las víctimas del crimen de honor, de 20 y 24 años, viajaron a su país de origen para solicitar el divorcio de sus primos, con quienes habían sido obligadas a casarse

4 min

Aneesa Abbas, de 20 años, y Arooj Abbas, de 24, viajaron el jueves hasta Pakistán para solicitar a su familia que les concediera el divorcio de sus primos, con quienes habían contraído matrimonio forzado hace ahora un año. Las dos jóvenes de origen pakistaní, aunque asentadas en Terrassa (Barcelona) desde hace años, se habían enamorado de dos chicos en la localidad catalana y querían casarse de nuevo.

Así lo han trasladado sus asesinos confesos a la policía. El tío y uno de los hermanos de las jóvenes han reconocido que cometieron el “crimen de honor” para evitar que se divorciaran de sus maridos durante “una visita trampa al país”. El pasado viernes, varios familiares de las chicas las torturaron y asesinaron

Las asesinaron a tiros

“Tras viajar a Pakistán para negociar con su familia, y después de que las dos hermanas se negaran a cambiar de parecer y se opusieran a ayudar en la emigración a España a sus maridos, las mataron”, ha explicado el oficial de policía a cargo de la investigación Akhtar Hussain.

El viernes por la noche, tras prohibirles divorciarse de sus primos, los familiares las torturaron y acabaron con sus vidas a tiros. Por estos hechos, la policía paquistaní detuvo a seis personas, todas ellas parientes de las víctimas –los dos maridos (que a su vez eran primos), un tío y los hermanos de las jóvenes--. Todos ellos permanecen en prisión preventiva.

El padre niega cualquier vinculación

Los Mossos d’Esquadra estudian ahora el grado de participación de los familiares residentes en Cataluña para saber si las engañaron o las obligaron a viajar a Pakistán, en connivencia con el resto de la familia. Esta mañana los Mossos han tomado declaración al padre de las chicas, que ha asegurado que no sabía que sus hijas habían comenzado una nueva relación con dos chicos en Terrassa.

El padre ha afirmado que “sus hijas murieron el día que se fueron de casa”, según ha podido conocer La Vanguardia, y ha asegurado que no sabía nada de sus vidas. “Tengo dos hijas muertas y dos hijos en prisión”, trasladó a El País.

Obligadas a casarse en Cataluña

Aunque ambas hermanas nacieron en una aldea cercana a la ciudad de Gujrat, en la provincia del Punjab, tenían permiso de residencia en España y llevaban años viviendo en Terrassa.  

El Ayuntamiento de Terrassa ha decretado tres días de duelo y este mediodía ha mostrado su repulsa con un minuto de silencio por el feminicidio de las dos hermanas. Por su parte, el Consejo de la Abogacía Catalana ha reclamado mediante un comunicado que las administraciones refuercen el protocolo catalán en materia de matrimonios forzosos para erradicar este tipo de violencia que, en muchos casos, se inicia aquí, en Cataluña, como el caso de las dos hermanas de Terrassa asesinadas, que fueron obligadas a casarse mientras residían en nuestro país.

Investigan cualquier indicio delictivo en Terrassa

La policía catalana continúa investigando el caso y está en contacto con la Fiscalía por si se desprende cualquier indicio delictivo de las gestiones que se están practicando en Cataluña. No obstante, de demostrarse, la causa pasaría a ser instruida por la Audiencia Nacional al haberse cometido estos hechos en otro país.