Menú Buscar
El consejero de Sanidad, Toni Comín, durante su intervención en la jornada 25 años del CatSalut / CG

Dos exconsejeros de Salud cargan contra la gestión de Toni Comín en su presencia

Xavier Pomés y Marina Geli ven "ruptura" y "extremismo" en las expulsiones de hospitales concertados; Miquel Vilardell pide "que los políticos se mantengan en segunda línea"

14.12.2016 11:54 h.
4 min

Dos de los últimos consejeros de Salud de Cataluña cargan contra la gestión y los planes del actual titular del departamento, Toni Comín. El convergente Xavier Pomés y Marina Geli (PSC) han coincidido este miércoles al cuestionar la política de desprivatizaciones de Salud. Ambos detectan "ruptura",  "pérdida de confianza" o "extremismos" en las expulsiones de centros concertados de la red pública Siscat que impulsa Comín. Y lo han hecho en presencia del propio conseller.

"Cuando tuve el honor de ejercer como consejera de Salud, tuve que concitar consenso con todos los actores para aprobar leyes. No sé si ello sería posible hoy", ha avisado Geli en la jornada 25 años del CatSalut, celebrada hoy en Barcelona.

"La sanidad pública catalana no está en crisis. La crisis que existe es de sostenibilidad de las confianzas", ha agregado Geli.

"No sigamos a los extremismos"

Las palabras de Geli, ahora docente en la Universidad de Vic, han sido dulces en comparación con las del exconseller Xavier Pomés (2002-2003). El expolítico convergente ha sido muy crítico con la gestión de Toni Comín. 

"Lo que debemos hacer es asegurar que el sistema se mantiene. No deberíamos reinventar nada. Tenemos la tentación de reinventar para ser vistos. Cuando nuestro imperativo ético exige que hagamos lo que debemos, con independencia de si brilla o no en los medios de comunicación", ha avisado.

"Un sistema de base pública es el mejor antídoto para evitar los extremismos, sean de derechas o izquierdas. Llamo a evitarlos en la sanidad. Quien más grita o acuña eslóganes efectistas no siempre garantiza el interés general", ha agregado Pomés, tras pedir que se mantenga la colaboración público privada.

Dardo de Vilardell

En un debate de alto voltaje moderado por el expresidente del Colegio de Médicos de Barcelona (Comb), Miquel Vilardell, el facultativo no se ha querido mantener al margen del debate sobre la titularidad y provisión de los recursos asistenciales.

"A veces, reformar es bueno para mantener un sistema que funcione bien. Pero las transformaciones deberían ser sosegadas. Y, sobre todo, dirigidas por los técnicos. Los políticos deberían mantenerse en un segundo plano", ha manifestado Vilardell, en una referencia velada a las continuas apariciones públicas de Comín.

"No enmendamos el sistema anterior"

En su turno de intervención, el actual conseller ha quitado hierro a las expulsiones de hospitales de agudos de la red Siscat. "No estamos enmendando la sanidad pública, que es un edificio que ya está construido. Lo que estamos haciendo, precisamente, es reforzar ese edificio. No podemos dejar que la compra de servicios condicione la planificación", ha señalado el republicano.

"Sólo estamos ordenando lo anterior. Si la gestión con ánimo de lucro es sólo un 2% de la atención hospitalaria y no es necesaria, deberíamos revisarlo", ha apostillado Comín.