Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Una sanitaria atiende a un paciente de Covid en el área de cuidados intensivos de un hospital de Cataluña / EUROPA PRESS

Se cumplen dos años del primer caso de Covid en Cataluña

Desde entonces la comunidad ha registrado 2.391.092 contagios que han causado la muerte a 26.549 personas

3 min

Este viernes se cumplen dos años desde la detección del primer caso de Covid-19 en Cataluña. El 25 de febrero de 2020 la Conselleria de Salud confirmaba el primer contagio del virus en la comunidad. La primera paciente fue una mujer de 36 años de origen italiano que dio positivo tras regresar de un viaje a la zona norte de Italia, una de las más castigadas durante la primera ola de la pandemia.

Desde entonces Cataluña ha registrado 2.391.092 contagios que han causado la muerte a 26.549 personas. Solo en el último año, en la comunidad se han registrado 1.840.807 casos de coronavirus y 5.984 fallecimientos.

De los hospitales a los CAP

La situación de emergencia sanitaria provocó que, durante el último año, el Govern dictara varias restricciones de obligado cumplimiento que obligaron a los catalanes a adaptarse a las nuevas circunstancias sociales. Sin embargo, en este segundo año de pandemia las medidas han sido más laxas que durante 2020.

En este sentido, la presión asistencial se ha desplazado desde los hospitales a los Centros de Atención Primaria (CAP) durante las últimas olas dado que, pese a registrarse más casos, la enfermedad ha revestido una menor gravedad. Además, los CAP se han encargado de hacer tests diagnósticos, el seguimiento de los contactos estrechos y la campaña de vacunación. Por este motivo, han llegado a recibir hasta 10.000 visitas en un solo día.

El 86% de los catalanes, inmunes

Afortunadamente, dos años después del primer contagio el escenario es de descenso de los indicadores epidemiológicos y el 86% de la población catalana ya cuenta con algún tipo de inmunidad, bien porque se ha infectado y ha generado anticuerpos de forma natural o porque tiene la pauta complete de vacunación. Esta tasa condiciona la transmisibilidad del virus, al que le cuesta más replicarse y, en caso de hacerlo, la enfermedad que produce es más leve.

Con esta nueva situación, el Govern ha planteado un cambio en la gestión de la pandemia a partir de la primavera, como la retirada de mascarilla en los patios de los colegios o la eliminación de las cuarentenas en caso de contacto estrecho con un positivo.

Desescalada de las medidas

Josep Maria Argimon, conseller de Salut, ha subrayado esta semana que seguirá rigiendo “el criterio de prudencia" pese a la intención del Govern de iniciar una desescalada hasta recuperar la normalidad en la vida como la conocíamos antes de la pandemia.  

En este sentido, Argimon ha anunciado que la flexibilización de las medidas comenzará por levantar el uso obligatorio de la mascarilla en interiores en el ámbito educativo y que la desescalada será gradual hasta alcanzar a la población adulta, aunque sin fijar una fecha concreta.