Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Una protesta frente a la Delegación de Gobierno, como a la que fue el condenado a cárcel por agredir a Mossos / EFE

Dos años de cárcel por atacar a Mossos en una protesta pro-Puigdemont

El condenado ha aceptado que propinó manotazos y patadas a los agentes que trataban de reducirle

2 min

Un manifestante ha aceptado este jueves una pena de dos años de cárcel por lanzar huevos y botellas a los Mossos d'Esquadra y golpearles cuando se resistía a su detención. Los hechos tuvieron lugar durante una protesta ante la Delegación del Gobierno en Barcelona por la detención del expresidente fugado Puigdemont.

El manifestante ha pactado una sentencia de conformidad con la fiscalía, que inicialmente pedía para el penas de hasta cuatro años y medio de cárcel, a cambio de reconocer los hechos de que se le acusan. El condenado ha aceptado los delitos de atentado contra la autoridad y desórdenes públicos, así como el pago de 1.200 euros en multas por otros dos delitos leves de lesiones por los manotazos y puntapiés que propinó a los Mossos d'Esquadra.

Agentes heridos

Según ha asumido el procesado, la tarde del 25 de marzo de 2018 participó en una concentración frente a la Delegación del Gobierno en Barcelonaen protesta por la detención de Puigdemont. En dicha protesta, de acuerdo con el relato de la acusación, que el condenado ha aceptado, estuvo "alterando la paz pública y animando a otros manifestantes a traspasar la línea policial" que protegía el edificio, mientras lanzaba botellas, latas de bebidas y huevos a los agentes antidisturbios y les insultaba.

El procesado también lanzó un contenedor de basura contra la línea policial, por lo que los Mossos d'Esquadra procedieron a reducirlo. Al verse superado, el manifestante se resistió y dio "manotazos y puntapiés" que causaron heridas y contusiones en la mano a los agentes.