Menú Buscar
El doble rasero de Instagram con los pezones: ¿son machistas las redes sociales?

El doble rasero de Instagram con los pezones: ¿son machistas las redes sociales?

Muchas plataformas utilizan un criterio distinto para valorar la desnudez de hombres y mujeres y la censura llega al absurdo, prohibiendo incluso obras de arte

5 min

¿Cuántas veces el internauta ha topado con una imagen censurada en las redes sociales? Es algo más habitual de lo que parece y, a menudo, el contenido suprimido es de la mayor ingenuidad posible: madres dando el pecho o una chica tomando el sol en la playa.

Ante esta situación, un colectivo ha abierto una cuenta en Instagram llamada @genderless_nipples (pezones sin género) para publicar fotos de esta parte del cuerpo e intentar que la red social reflexione sobre su estricta política. “Los hombres tienen permitido mostrar sus pezones mientras que las mujeres están vetadas”, afirma en su perfil.

pezones instagram

La cuenta de Instagram donde se publican pezones para denunciar la política de censura de la red social

No es la primera vez que una red social recibe críticas por las censuras. Facebook y Twitter también tienen una agresiva política respecto al nudo femenino que no se observa en publicaciones de otro cariz, como las que atañen al maltrato animal o a gente fallecida y que igualmente pueden resultar ofensivas.

La censura, incluso, ha llegado en muchos casos al absurdo, prohibiéndose la reproducción de obras de arte, imágenes históricas o mamografías. Instagram llegó a prohibir la foto de un pastel porque parecía el busto de una mujer.

¿Cosificación de la mujer?

El sociólogo y experto en redes sociales Moisés Alonso explica a Crónica Global que cada época ha tenido sus censuras: “En la época victoriana, la moral puritana prohibía la exhibición de cualquier parte del cuerpo de la mujer ya fuese el codo, el tobillo o, incluso, el pelo”. 

Según él hay una “cosificación” de la mujer detrás de estos comportamientos: “Se resaltan determinados atributos físicos o conductuales de la mujer de tipo sexual que sólo pueden ser exhibidos en lugares considerados apropiados, porque así lo establece la moral que comparte la mayoría de los individuos de una determinada sociedad”.

Intencionalidad

Una de las cuestiones que se tendría que valorar para tomar la determinación de censurar una imagen con cierto rigor es la “intencionalidad” de la publicación, sostiene Alonso. “Mostrar un pecho como protesta no tiene nada de sensual. Las activistas de Femen lo saben. En sus protestas se muestran casi desnudas para reivindicarse como sujetos políticos activos”, añade.

breast cancer cakes 1

La imagen del pastel que fue censurada por Facebook

Si un usuario sube fotografías a su perfil social con posturas insinuantes y una desnudez explícita, el mensaje, entonces, “es claramente sexual” y podrían entrar otros criterios como la protección del menor. En la misma línea, prohibir los pezones de hombres tampoco sería la solución: “Sería un igualitarismo negativo dado que se censuraría a ambos sexos por igual”, insiste el experto.

Desestigmatizar el pecho de mujer

Mientras algunos ven simplemente poca destreza en el criterio usado por las redes sociales, Alonso también observa machismo: “¿Por qué una mujer tiene que sentir vergüenza si quiere amamantar a su bebé en un espacio público?, ¿quién puede ver en ese gesto tan natural algo sexual? ¿Quién tiene que replantearse su conducta, la mujer que vive con naturalidad su cuerpo o el hombre que sólo lo ve como algo sexual?”, pone de ejemplo para explicar el pensamiento hegemónico que subyace bajo el criterio de selección.

En 2015, ya se lanzó una campaña para animar a las mujeres a subir fotos suyas en toples pero editadas con pezones de hombres, para comprobar qué hacía el censor de Instagram. El motivo era “desestigmatizar” los pechos femeninos.

De momento, la cuenta de @genderless_nipples suma más de 76.000 seguidores y ha sido seleccionada para competir por el premio People’s Voice a la mejor iniciativa en internet.