Menú Buscar

Distinción póstuma al juez del 1-O

Es la más alta condecoración que un magistrado puede recibir

Imagen de los incidentes del 20-S de 2017 en Barcelona, tras los registros que ordenó el juez Ramírez Sunyer / EFE
05.12.2018 18:05 h.
2 min

El Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) concederá la Cruz de la Orden de San Raimundo de Peñafort al juez barcelonés que investigó la logística del 1-O, Juan Antonio Ramírez Sunyer, a título póstumo.

Esta decisión, que depende ahora del Ministerio de Justicia que dirige Dolores Delgado, se ha adoptado a propuesta del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC).

“Imparcialidad e integridad”

Los magistrados destacan la “imparcialidad e integridad” de Ramírez Sunyer, así como el cumplimiento de sus deberes judiciales. Su último destino fue el Juzgado de Instrucción 13 de Barcelona.

Un reconocimiento que le otorgan por "la labor desarrollada durante la última etapa de su vida". Así, destacan que continuó trabajando pese a su enfermedad y la complejidad de las causas que instruía, en especial la del 1-O.

Causa del ‘procés’

El magistrado falleció el pasado noviembre a los 71 años tras una larga enfermedad. Sunyer instruía la causa por el referéndum ilegal del 1 de octubre.

Como instructor, ordenó el registro de la conselleria de Economía el 20 de septiembre; que desencadenó la protesta por la que los Jordis entraron en prisión, así como del Centro de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información (CTTI).

Denuncias de Vox

Sunyer comenzó la investigación a raíz de denuncias de Vox y el abogado Miguel Durán después de que el exsenador republicano Santi Vidal asegurase en 2017 que la Generalitat había accedido de forma ilegal a los datos fiscales de los catalanes.

¿Quiere hacer un comentario?