Menú Buscar
El CAP Ocata de El Masnou, donde se instalará un dispensador de metadona una área pediátrica y junto a una guardería / CG

Alarma en Barcelona por un dispensador de metadona en pediatría

Comerciantes y padres de alumnos denuncian que el centro sanitario CAP Ocata abrirá el servicio junto a psiquiatría infantil y a 10 metros de una guardería

4 min

Alarma en El Masnou (Barcelona) por un dispensador de metadona junto a un área de pediatría. Padres de alumnos y comerciantes han denunciado a este medio que el centro sanitario CAP Ocata abrirá la oficina de tratamiento de adicciones puerta con puerta con el área de psiquiatría infantil y a diez metros de la guardería de sus hijos.

El proyecto, que impulsa el Instituto Catalán de Salud (ICS), es parte de la ampliación del servicio de salud mental del ambulatorio, uno de los dos que tiene la localidad costera.

Comerciantes: "Falta información"

El ayuntamiento (Jaume Oliveras, ERC) ha informado a la población de manera escueta, limitándose a señalar que "se ampliará la cartera de servicios", sin especificar que la consulta también atenderá a personas con drogodependencia de la población y otros municipios cercanos.

El propietario de un negocio cercano vinculado al automóvil ha indicado a Crónica Global que "falta información y transparencia" respecto a este nuevo servicio.

Mezcla de población

"Nosotros lo desconocíamos y la verdad, nos gustaría que nos sentaran en una mesa y nos lo explicaran bien. No tenemos nada en contra, lógicamente. Cuando caes en una adicción, necesitas todo el apoyo posible. Pero hay desconcierto en la zona sobre los efectos en términos de imagen y polución", ha agregado.

"Hace poco abrieron un club cannábico --ha continuado-- cerca de nuestra empresa y, la verdad, el flujo de personas hacia la asociación nos inquieta un poco. La mezcla de población está cambiando".

Ayuntamiento: "No nos constan quejas"

Preguntado por la cuestión, el Ayuntamiento de El Masnou ha admitido la previsión del servicio y ha subrayado que "no les constan quejas de padres de alumnos ni de comerciantes" respecto al proyecto de dispensario de metadona.

Desde la guardería La Barqueta, situada a escasamente diez metros del centro sanitario donde se atenderán drogodependencias, han matizado que "recabarán toda la información posible antes de posicionarse": "Hablaremos con el AMPA, si hay inquietud como parece que la hay, y después tomaremos una decisión. Primero preguntaremos al ayuntamiento sobre los detalles del dispensador. Aquí hay 60 niños", ha aclarado su directora.

El consistorio cedió los terrenos

Mientras el Instituto Catalán de Salud (ICS) ha declinado dar más datos sobre el proyecto, fuentes cercanas a la oposición municipal sí lo han hecho.

"El equipo de gobierno de ERC apenas ha informado a la oposición en una interpelación en un pleno y una nota en la revista municipal, destacando que 'se amplían servicios de salud mental", han aseverado.

Otro emplazamiento deseado

"Hay que dejar muy claro que nadie está en contra de servicios de este tipo. No hay que estigmatizar ni es una cuestión de 'no lo quiero junto a mi casa'. Se trata de hacer las cosas bien, de informar con rigor y transparencia".

"Si bien las competencias del centro son del ICS, el ayuntamiento puede influir sobre los servicios que se dan en el mismo. Cedió los terrenos para construirlo y pactó los usos con el instituto. Desde la oposición pensamos que el servicio de atención a adicciones podría situarse en otro equipamiento más adecuado: en la otra área de salud del municipio, más cerca del tren y sin colegios tan cercanos", han concluido.