Menú Buscar
Imagen de un Carnaval, la fiesta del disfraz

Disfrazzes se prepara para la campaña más fuerte del año

A lo largo del año son muchas las fechas en la que podemos transformarnos, la imaginación es el límite

7 min

La vida está para disfrutar. Llega un momento en el que las preocupaciones, el estrés laboral o académico y las obligaciones, pueden llegar a constituir nuestro día a día. Es recomendable y necesario buscar momentos de ocio que nos ayuden a desconectar, a disfrutar de la vida. Salir a tomar un café, ir de tiendas o quedar con amigos y familiares son las opciones más destacadas por su inmediatez. Sin embargo, existen otras muchas maneras de hacerlo y de forma diferente, como los disfraces. A lo largo del año encontramos diferentes fechas muy destacadas en las que poder transformarse en un personaje para divertirnos junto a nuestros amigos. Para ello, Disfrazzes tiene todo a su disposición para que esos días sean increíbles. ¿Quieres conocer cuáles son estas fechas y qué ideas existen a la hora de disfrazarse? En este artículo las destacamos.

Las festividades americanas se afianzan en nuestro país

Si hay un aspecto que destacó con la llegada del Siglo XXI es el de la globalización. Cada vez estamos más conectados en todo el mundo y gracias a las redes sociales, podemos conocer qué ocurre en cada rincón del planeta de forma casi instantánea.

Asimismo, las costumbres de otros países también han hecho acto de presencia y las fiestas americanas se celebran como si fuesen propias.

Halloween es la cita mundial con el terror

En primer lugar, hablamos de Halloween, la fiesta más terrorífica del año. Su origen se encuentra en los Celtas, pero lo cierto es que a día de hoy lo que más importa es que sean disfraces originales y con un toque de terror.

A la pregunta de cuál es su éxito, es necesario hacer mención a sus características. En primer lugar, su público objetivo es muy amplio, desde pequeños hasta adultos. Todos pueden disfrazarse y a veces, no es necesario invertir una gran cantidad de dinero en ello. Además, el eslogan de truco o trato es muy sencillo de memorizar, es reconocible y lo hemos podido ver hasta la saciedad a través del mundo del celuloide. Asimismo, también es muy importante el hecho de que asustar a los demás en grupo tiene su punto, por lo que ayuda a socializar.

En cuanto a qué tipo de disfraces son los más recurrentes, remarcamos que la creatividad juega, en este sentido, un papel muy importante. Generalmente, las brujas, los vampiros, los malvados clásicos de Disney o los temáticos son los más vistos. Como decimos, todo depende de cada persona y hasta dónde se quiera llegar.

Navidad es otro momento para la caracterización

Por otra parte, en Navidad también es un gran momento para disfrazarse. El personaje del Papá Noel cobra cada vez mayor protagonismo en los hogares españoles y muchas personas se disfrazan de él para sorprender a los más pequeños. Sin embargo, no es necesario recurrir únicamente a este disfraz, también podemos convertirnos en galleta de jengibre, bastón de caramelo o árbol de Navidad. En este sentido, la imaginación es importante.

El pretexto de que los niños pueden disfrutar los regalos más tiempo durante sus vacaciones navideñas, ha ayudado en gran medida a que Papá Noel se celebre más. Lo bueno que tiene disfrazarse en Navidad, es el hecho de que no son necesarios numerosos accesorios ni maquillaje para recrear a un personaje de Navidad.

El Carnaval ofrece la mayor libertad temática

Por último, la principal ocasión en la que tenemos la ocasión de disfrazarnos, parte de una fiesta que se celebra durante los primeros meses del año: el Carnaval. Se trata de una celebración que cuenta con una tradición de muchísimos años y que sigue siendo, aún hoy, una de las principales. Lo bueno que tiene esta fiesta es que se celebra en múltiples ciudades del mundo, cada una con sus características especiales, y además, existe amplia libertad a la hora de elegir nuestro disfraz.

En este sentido, podemos convertirnos en personajes Disney, disfrazarnos de animadoras o de animales. También podemos animarnos a convertirnos en los personajes de las principales series de actualidad. Por otro lado, también existe la posibilidad de ser, por uno o varios días, algún personaje de películas de gran éxito, como los de la saga de Harry Potter.

Sin embargo, no todo queda en el cine, ya que el mundo de la música también tiene un hueco a la hora de disfrazarse. Es posible disfrazarse de pop-star como Katy Perry, Lady Gaga o Beyoncé. Por otra parte, los oficios también son uno de los clásicos en el mundo de los disfraces. De este modo, ser bombero, policía o fontanero, son algunos de los ejemplos más característicos.

Al hilo de lo que comentábamos al inicio del artículo, la imaginación es el ingrediente perfecto para un disfraz. Lo mejor en este sentido es prepararlo con antelación y pensar en cómo disfrazarse para ese día. Aún estás a tiempo de planificarlo, pero no está de más que eches un vistazo a las diferentes alternativas disponibles para conseguir que ese día, coger ideas y que sea todo un éxito.

--

Contenido patrocinado