Menú Buscar
Sandro Rosell, Toni Freixa y Ramón Cierco, los exdirectivos del Barça bajo la sombra de la justicia / FOTOMONTAJE CG

Los directivos del Barça bajo la sombra de la justicia (y II)

El expresidente Sandro Rosell se encuentra en la cárcel acusado de blanqueo de capitales, mientras que Toni Freixa está imputado por los columbarios

9 min

Salieron del Barça a tiempo, antes de enfrentarse a la justicia, pero sus nombres, irremediablemente, siempre estarán vinculados a la primera entidad deportiva de Cataluña, un altavoz mediático. Hoy, uno está entre rejas; otro, imputado, y el tercero, desimputado. Y junto a esas informaciones, siempre aparece el nombre del club, víctima indirecta de los negocios de algunos directivos que acompañaron a Sandro Rosell en su aventura en el Camp Nou.

Sandro Rosell, de 53 años, duerme hoy entre las paredes de la cárcel de Soto del Real. La juez ordenó su enjaulado el 24 de mayo por riesgo de fuga. Está acusado de blanqueo de capitales. Rosell es presunto autor del cobro de comisiones ilegales de más de seis millones de euros por la venta de los derechos audiovisuales de la selección de fútbol brasileña. Pero este asunto es solo la punta del iceberg del que fue el presidente más votado del Barça.

El ‘caso Neymar’

Rosell dimitió del cargo en enero de 2014 ante el estallido del caso Neymar. Argumentó que había recibido amenazas y jamás dio otra explicación. Huyó a Londres. El paso del tiempo y los acontecimientos sugieren que había otras razones de peso en su decisión. Sus turbios negocios en Brasil han salpicado el escudo del Barça. Y mucho más lo ha hecho el fichaje del futbolista.

La ingeniería financiera de la contratación de Neymar, avalada por Rosell, supuso la imputación del Barça como persona jurídica. El juez acusó al club, a Sandro y al hoy presidente, Josep Maria Bartomeu, de defraudar 13 millones a Hacienda en el fichaje. Evitaron el juicio y la condena, pero para ello pagaron un precio muy elevado: reconocer dos delitos cometidos por el Barça con el pago de 5,5 millones, que a la vez exoneraba a los dos directivos.

La querella de Roures

Archivado el asunto, ahora se enfrenta a una derivada, el llamado caso Neymar II. El fondo DIS, antiguo propietario del 40% de los derechos federativos del futbolista, denunció a Rosell, Bartomeu y el Barça por estafa y corrupción en la operación. La compañía asegura que el club azulgrana, los Neymar y el club de procedencia del delantero, el Santos, pactaron un traspaso muy bajo (17,1 millones a repartir entre el Santos, 55%; Teisa, 5%; y DIS, 40%), mientras que cerraron otros acuerdos por 40 millones de los que no vio nada. Se siente engañado.

'Caso Rosell': la justicia apunta ahora hacia Brasil

El expresidente del Barça Sandro Rosell

Rosell tiene otra causa pendiente con la justicia derivada de su trabajo en el Barça. Jaume Roures (Mediapro) se querelló contra el entonces presidente azulgrana por espionaje industrial. Asegura que contrató a un informático, exempleado de Mediapro, a través de la empresa Bonus Sports Marketing para que descubriera los correos y comunicaciones del empresario.

El ‘Informe García’

El último dardo contra Rosell lo lanza el Informe García de la FIFA, sobre la presunta corrupción en la adjudicación de los mundiales de fútbol de Rusia 2018 y Catar 2022. El expresidente del Barça colaboró con la candidatura catarí, según el documento, entre 2008 y 2009 a razón de 2.000 euros por día trabajado. Pidió que su nombre desapareciera después de las gestiones.

Al margen de esta asesoría, el informe se refiere a una transferencia de dos millones de euros de Rosell a una hija menor —para eludir impuestos— del entonces presidente de la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF), Ricardo Teixeira, por un trabajo ajeno a la candidatura de Catar, según recoge El País. En 2009, además, Sandro mandó correos a los responsables catarís en los que agradecía una transferencia de la que poco más se sabe.

Sus negocios

Al margen de su polémica participación en Viagogo, portal de reventa de entradas, estando en el Barça, y de su gestión en la sombra de Bonus Sports Marketing, que simuló traspasar a una mercantil libanesa controlada por Shahe Ohannessian, Rosell participa en Iniciatives Àger, sociedad que dirige el camping del pueblo de su padre; en Morpheo Moon, dedicada al alquiler de bienes inmobiliarios por cuenta propia, y en el holding True Elite, con el que gestiona True Oasis Cottage (entre otros), dedicada a la organización de convenciones y ferias de muestras.

Rosell, exdirectivo de Nike, participa en otros negocios menores. El dato llamativo es que disponía de 24 cuentas bancarias, que la juez ordenó embargar de modo preventivo en cuanto pisó la cárcel, además de decenas de propiedades en siete municipios, entre ellos Barcelona, Palamós (Girona), La Seu d'Urgell (Lleida), Puigcerdà (Girona), Vielha (Lleida) y Àger (Lleida).

Freixa hace negocio a través del club

Otro exdirectivo de Rosell que, como Sandro y Bartomeu, pasó por el equipo de Joan Laporta, es Toni Freixa, de 48 años. Este abogado, socio del despacho profesional SFFR Abogados, está imputado (igual que el Barça y Barto) en el caso de los columbarios por un presunto delito de estafa a la empresa que tenía que explotar el negocio funerario del Camp Nou. Curiosamente, él asesoraba a esa compañía, Giem Sports, y cobró por ello, aunque niega que recibiera mordidas.

Toni Freixa, antiguo vocal del Barça / CG

Toni Freixa, antiguo vocal del Barça / CG

Freixa, que quedó arrinconado en el Barça tras la huida de Rosell, cuando sí tuvo protagonismo por deudas pendientes entre ellos, salió del Barça cuando la junta directiva dimitió en bloque (él se negó a hacerlo) previa a la convocatoria de elecciones, en 2015. Distanciado de Bartomeu, presentó una candidatura para presidir el club.

Cabe recordar que el bufete que validó las condiciones tributarias del fichaje de Neymar, el despacho Ángel Segarra, es socio profesional de Freixa. Se fusionaron en 2011 bajo las siglas SFFR.

El ‘caso BPA’

El tercer directivo de la etapa de Rosell hasta ahora pendiente de la justicia (además de Bartomeu, Carles Vilarrubí y Susana Monje) es Ramon Cierco. El juez acaba de retirarle la imputación por el caso BPA, en la que era investigado por blanqueo junto a su hermano Higini, otrora los dueños de Banca Privada d’Andorra hasta su intervención, en 2015. Las pesquisas siguen en marcha, pero con el foco puesto en otros protagonistas.

El ex presidente de la Banca Privada de Andorra, Ramón Cierco, en una imagen de archivo.

El expresidente de la Banca Privada de Andorra, Ramón Cierco, en una imagen de archivo

Precisamente en enero de 2015, cuando estalló el escándalo, dio un paso atrás en el Barça, donde era el responsable del fútbol formativo y vicepresidente de la fundación. Pero se mantuvo en el club hasta la convocatoria de elecciones. En esa etapa también presidió la Fundació Privada Tutelar del Principat d’Andorra y era consejero de Banco Madrid, filial de BPA.