Menú Buscar

La dimisión de Martínez y alerta ovni en Montserrat

Torra y Puigdemont asumen el control de los Mossos. Comienzan los festejos del 1-O: se anuncian cortes de tráfico y una huelga general. El Cesicat habría colaborado con el ERT

13 min

Advierten los diarios sobre el otoño caliente. Sabotajes y huelga: comienza el 'tsunami' de los CDR para colapsar Cataluña, dice El Español. "El Plan Torra: descontrol de los Mossos, huelga general, cortes viarios y marchas sobre Barcelona", avisa Libertad Digital. Todo es susceptible de empeorar, pero podría haber sido peor. Por ejemplo, si la Audiencia Nacional y la Guardia Civil no hubieran desarticulado el ERT (Equipo de Respuesta Táctica) de los CDR (Comités de Defensa de la República), el mambo habría consistido en una campaña de bombas y la ocupación del Parlament. 

Ahora mismo nos tendremos que "conformar" con las manifestaciones confluyentes en Barcelona y una huelga general del sindicato de Carles Sastre, ese gran reserva del independentismo en TV3 condenado por el asesinato de José María Bultó. 

elperiodico.750

La ceremonia de apertura de los fastos independentistas del segundo aniversario del 1-O ha sido la encendida de 131 farolillos en las cumbres de Montserrat, marcianada tipo alerta Ovni que es por su fuerza plástica portada en El Periódico, El Punt Avui y el Ara. El fenómeno, que estuvo a punto de ser reventado por la niebla y las nubes, pretendía homenajear a los supuestos 131 sujetos que según el cucurullismo han sido presidentes de la Generalitat.

La efeméride queda enmarcada por la dimisión del director general de los Mossos, Andreu Joan Martínez, que según algunas versiones no ha querido pasar a la historia como el responsable político de la presunta represión que se avecina. Otras versiones apuntan a que precisamente por estar dispuesto a sacar las porras a pasear esa pareja del arte formada por Torra y Puigdemont se ha cepillado al director Martínez. El mensaje hacia los CDR es en todo caso meridiano. Sus deseos son órdenes y Martínez, la última pieza que se han cobrado tras el jefe Esquius (que se opuso a la guardia pretoriana de Torra) y la jefa de prensa Joana Vallés, por informar sobre los nuevos elementos antidisturbios, gas pimienta incluido. A Martínez le sustituye Pere Ferrer, jefe de gabinete desde los tiempos de Blandiblup Jané. Está por ver qué ocurre con Brauli Duart, número dos de Interior en calidad de secretario general del departamento y principal valedor de Martínez.

Mientras tanto, continúan las revelaciones sobre la célula de activistas que planeaba ocupar el Parlament. En El Confidencial, Beatriz Parera y José María Olmo dan cuenta de la similitud de los procedimientos del ERT con ETA y Terra Lliure: "Los autos en los que el juez Manuel García-Castellón envía a prisión a los siete miembros de los comités de defensa de la república realizan una comparación directa entre los planes que albergaba lo que califica a las claras como una célula y las prácticas de grupos terroristas como ETA y Terra Lliure. El magistrado realiza numerosas referencias a la acaparación de sustancias químicas para la fabricación de explosivos e indica que los arrestados 'cocinaban' compuestos "en clara similitud con las técnicas y procedimientos enmarcados bajo los estándares de históricas organizaciones terroristas como ETA o Terra Lliure" dentro de su "plan insurreccional"".

Continúa la pieza: "Los investigadores no dudan, tras el acopio de datos de las intervenciones telefónicas y los seguimientos, que los arrestados pretendían imitar los pasos de las bandas mencionadas y se refieren a la separación del grupo en dos núcleos. Los "productores" se dedicaban a la acaparación de sustancias para elaborar compuestos con capacidad de destrucción creciente, mientras que los "ejecutores" debía llevar a cabo los planes previstos, colocando los artefactos elaborados contra objetivos preseleccionados".

Y en El Mundo, Esteban Urreiztieta y Ángela Martialay siguen con el filón del Cesicat, ente autonómico que daba cobertura, según los investigadores, a la céula: "El denominado CNI catalán ayudó a los miembros de los Comités para la Defensa de la República a detectar si estaban siendo objeto de algún tipo de investigación policial. El Centro de Seguridad de la Información de Cataluña (Cesicat) prestó servicios de contravigilancia para los detenidos, que extremaron en todo momento la medidas de seguridad en sus comunicaciones y se pertrecharon con un material especial para cubrir sus dispositivos móviles y evitar que fueran intervenidos".

Sigue el texto: "La Guardia Civil fue alertada del apoyo del CNI catalán y restringió al máximo la información que compartió con los Mossos d'Esquadra sobre la denominada Operación Judas. Tal y como reveló ayer El Mundo, el juez vincula además al Cesicat con el plan para asaltar el Parlament durante el día que se hiciera pública la sentencia del procés por parte del Supremo".

elmundo.750

Respecto a la relación entre terrorismo e independentism escribe en ABC Salvador Sostres: "Companys armó a sus partidarios para que defendieran su golpe de Estado. Terra Lliure mató poco pero porque eran idiotas y no porque no tiraran «ni un solo papel al suelo»; y la CUP tiene sus orígenes en la PUA (Plataforma d’Unitat d’Acció), un invento de Batasuna de los años 90 por ver si podían franquiciar un terrorismo de baja intensidad fuera del País Vasco: David Fernández fue entonces su enlace y le llamaban «el chófer de ETA» porque guiaba a Otegui en sus visitas a Barcelona. Hay que decir -y esto tiene que ver con el fracaso de Terra Lliure- que la conclusión de ETA fue que los independentistas catalanes no eran, por demasiado burros, de fiar, y a los comandos que mandaban a mi tierra les recomendaban fiarse de okupas y demás antisistema para abastecerse y esconderse. El resumen del catalanismo político es un empate entre su cobardía, su cursilería y su incompetencia, todo mezclado con una perenne tentación violenta que más que al IRA o a ETA se parece al niño que rompe el plato cuando no le dan más cerezas".

En la parte contraria destaca el análisis de Jordi Barbeta en El Nacional, que en lugar de utilizar el término "arrepentido" o "traidor" emplea el de "infiltrado" al hablar de la célula cederraire: "L'única manera de justificar la repressió d’un moviment polític en nom de la democràcia és deslegitimar-lo a força de criminalitzar-lo. A les pel·lícules de lladres i serenos veiem sovint com la mateixa policia col·loca la droga per incriminar el perseguit. De l’anomenada Operación Judas només en tenim informacions de part, segons les quals ha estat un infiltrat qui ha propiciat la investigació. Fa la impressió que l’objectiu era buscar la manera de relacionar la pols d’alumini amb Waterloo. És òbviament el que necessita la justícia espanyola perquè, d’una vegada, li facin cas a Europa".

El independentismo trata de calentar las vísperas de la sentencia con el trampolín del segundo aniversario del 1-O. Para hoy no hay previstos cortes de carreteras ni demás actos de civismo patrocinados por el activismo. La huelga general del sindicato de Sastre está anunciada para el 11 de octubre, viernes en el que independentismo cree que se publicará la sentencia del Tribunal Supremo. Y hoy se dará cuenta del calendario de las marchas sobre Barcelona con las que la Assemblea pretende colapsar las comunicaciones durante tres días. La idea es reventarlo todo, el tsunami anónimo con el que los valientes procesistas pretenden colapsar el país. Amer, el pueblo del prófugo president se ofrece como ejemplo. El municipio se acaba de declarar "territorio libre y soberano". De la pieza de El Nacional: "L'encarregat de llegir la proclamació ha assegurat que, tot i que no reconeixeran els "poders de l'estat", no incorreran en "cap falta administrativa" que els converteixi en "presa fàcil" però que centraran tots els esforços en fer efectiva la República catalana".

El 1 de octubre es una fecha indisolublemente ligada al franquismo, toda vez que fue el día en el que Franco pasó de general a generalísimo jefe de Estado por la gracia de Dios, según constaba en las pesetas. Total que habilitada la exhumación, Sánchez pretende llevar a cabo una especie de operación Viernes Santo comunista con los despojos del dictador. Escribe Carmen Torres en El Independiente: "El Gobierno de Pedro Sánchez baraja exhumar a Franco inmediatamente después de que se haga pública la sentencia contra los líderes del procès independentista catalán. El Ejecutivo debe poner fecha a la exhumación del dictador Francisco Franco del Valle de los Caídos y para eso debe tomar dos decisiones: una política, para establecer su fecha, y un plan técnico que garantice la discreción y «dignidad» de la extracción y traslado de los restos. Ambas están en plena elaboración ahora mismo, según fuentes del Gobierno".

Noticias locales. El ayuntamiento de Colau ha vetado a un probo ciudadano por utilizar en demasía la app municipal para alertar de los problemas callejeros. Es una pieza de Pau Rodríguez en El Diario: "El buzón de quejas de Barcelona tiene un límite y Ferran lo ha superado: "Es surrealista que me bloqueen". El ayuntamiento le impide usar la app de incidencias de la vía pública tras realizar más de 104 avisos en lo que va de año, desde contenedores llenos a farolas rotas. Fue tras avisar de que el contenedor azul de la plaza Lesseps, como es habitual, estaba desbordado y con cajas de todo tipo a su alrededor. Ferran Niubó recibió un correo del Ayuntamiento de Barcelona en el que le comunicaban que no podía seguir usando el Buzón Ciudadano de incidencias en la vía pública porque había superado el límite, fijado en 104. "Es surrealista que me bloqueen", se queja este vecino del barrio de Gràcia, que siempre que encuentra un semáforo estropeado, una farola rota o una papelera desbordada, lo notifica al consistorio". 

1 de octubre, santoral: Teresita del niño Jesús, Romano el Melodo y Wasnulfo.