Menú Buscar
Las infusiones ayudan a mantener el cuerpo caliente sin encender la calefacción/CG

Diez trucos para protegerte del frío sin encender la calefacción

De cara a la bajada de temperaturas, pon en práctica estos consejos caseros y sencillos y evita gastos excesivos en el consumo de luz y gas debido al uso desproporcionado de la calefacción

31.10.2018 14:05 h.
7 min

A finales de octubre vivimos una corriente de aire polar ártico que puso en alerta a 28 provincias españolas debido a los fuertes vientos, nieve y chubascos. Esta semana, la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), nos indica que en Barcelona el invierno está cada vez más cerca y con él, la bajada de temperaturas --hasta 7º centígrados--, el frío intenso y por lo tanto, el incremento de las facturas de luz y gas, como consecuencia de las medidas que tomamos para mantenernos calientes.

Afortunadamente, existen diversos consejos que podemos poner en práctica para mantener el cuerpo y la casa caliente sin utilizar la calefacción 24/7 y de esta forma, no tener gastos excesivos e inesperados en las facturas de nuestros servicios. Del mismo modo, el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDEA) recomienda no encender la calefacción en la medida de lo posible, por lo que si no es urgente para ti, sigue estos trucos:

Winter is coming! Protégete con estas medidas:

Vístete por capas. La ropa es nuestro principal abrigo y vestirse por capas es una opción viable para mantener estable la temperatura de nuestro cuerpo. En este sentido, la primera capa, que es la que está en contacto con el cuerpo, tiene que aportar calor y ser ceñida, para que no se creen bolsas de aire. Pueden ser prendas ligeras de tela de franela, térmicas o leggins. Añade profundidad con un suéter o un cardigan y por último, un abrigo o una chaqueta cuya tela sea más gruesa que las anteriores, pues su misión es aislarnos del viento, la humedad y la lluvia. Del mismo modo, no es recomendable llevar vaqueros porque es un tipo de tela que se enfría muy rápido.

Manos, pies, cabeza y orejas. Al salir de casa es recomendable no dejar al descubierto las zonas del cuerpo que son más susceptibles a enfriarse, como las manos o los pies. Recuerda que llevar guantes y un calzado adecuado es más importante que tener un abrigo que nos de mucho calor. Del mismo modo, debes proteger tu cabeza y tus orejas con gorros y bufandas, pues estas son las partes del cuerpo que primero sienten el frío.

Las bufandas te ayudan a no encender la calefacción

Las bufandas y mantas son complementos necesarios

Compra una bufanda por 16,35 euros

Sal al aire libre. Aunque apetezca quedarse en el sofá arropados con la manta, hay que salir al aire libre, independientemente de si hace sol o está nublado, ayuda al cuerpo a adaptarse de los cambios atmosféricos y las variaciones del clima.

Abre y cierra las cortinas. Parece obvio que si hace sol se deben abrir las cortinas o persianas y cerrarlas cuando éste se ponga. No obstante, muchas personas no lo hacen. Si vas a trabajar temprano, deja las cortinas abiertas para que los rayos solares calienten tu hogar. Sin embargo, en la noche debes cerrarlas para mantener este calor y evitar que se vaya de forma natural a través de las ventanas. Además de esto, es una buena idea el dotar las ventanas de cortinas capaces de aislar el frío exterior, sobre todo si éstas son de colores oscuros, pues absorben el calor.

cortinas aislantes

Las cortinas aislantes mantienen el calor

Cómprala por 16,99 euros

Utiliza alfombras de felpa. La decoración también elimina el frío y además, resulta más cómodo caminar por una alfombra en lugar de un parqué o unas baldosas heladas. Las alfombras de felpa son decorativas y son un accesorio del hogar que permite que el calor no se escape a través del suelo.

Bolsas de agua caliente. Las bolsas de látex, goma u otro material que generalmente utilizamos para aliviar dolores musculares, pueden ser nuestras mejores aliadas para no encender la calefacción o utilizar mantas eléctricas. Llénalas de agua hirviendo y ponlas en la cama o en el sofá para calentar tus pies.

Llévala por 10,59 euros

Come y bebe caliente. Con la llegada del frío ya no apetece tanto tomar gazpacho, por ejemplo. Mantén tu temperatura corporal caliente con infusiones, sopas, legumbres y cremas.

taza de té

Los tés o las infusiones son ideales para los días fríos

Utiliza el horno. Si sueles utilizar el horno para cocinar, una opción es dejar la puerta abierta de éste una vez hayas cocinado y así, mantener la cocina caliente.

Pon un aislante en la puerta. Para que no se escape el calor ni entre más frío, una opción es poner un aislante en la puerta de caucho, PVC u otro material. Este producto no solo hará que vivas contra corrientes de aire, sino que también te protegerá del polvo y el ruido de la calle o de tus vecinos.

Un aislante que ayuda a no encender la calefacción

Compra por 13,92 euros

Cierra las puertas de las habitaciones. No cerrar las puertas de las habitaciones que no estés utilizando es un error que hace que se dispare el gasto de tu factura de luz debido al uso excesivo de la calefacción. Cuanto más grande se ala casa, mayor será el gasto para calentarla, por lo que si cierras el cuarto de baño, el de los invitados e incluso, la puerta del armario, no gastarás dinero calentando un espacio que no utilizas.

Si nada de esto funciona para tí, haz click aquí.

 

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información