Menú Buscar
Una foto de archivo de un vehículo en una inspección de la ITV

Los diez fallos en la ITV que harán suspender a tu vehículo al instante

La nueva normativa aterriza en España este septiembre y se prevé que aumenten los suspensos especialmente en los motores diésel

19.06.2018 13:11 h.
4 min

La nueva modalidad de Inspección Técnica de Vehículos (ITV) trae cola desde hace meses. Y es que pese a que el Ministerio de Industria no quiere alarmar a los conductores, a partir de septiembre se prevé un aumento considerable de los suspensos en este tipo de pruebas. 

Las cifras acompañan a la especulación. En 2016 y con la actual ITV un 18,8% de vehículos no aprobaron la inspección en la primera ocasión. Una cifra que aumentó hasta el 20,3% en 2017. Los expertos señalan que el aumento de los 'no aptos' tendrá mucho que ver con el recrudecimiento del control de las emisiones de gases en vehículos diésel. 

La nueva normativa es clara: independientemente del motor, el primer fallo grave que se detecte en el vehículo comportará un suspenso o un informe desfavorable. Tal y como informa El Español estos son los diez fallos más comunes a los que habrá que poner remedio con la nueva modalidad de inspección. 

El medio ambiente

Los cambios efectuados para analizar y examinar los coches están orientados totalmente a proteger y mejorar el medio ambiente. La Unión Europea ha fijado unos límites a cumplir para mejorar la calidad del aire, una medida que afectará especialmente a los vehículos diésel

Evitar accidentes mortales

El incremento de víctimas mortales en las carreteras también es otro de los pilares. La DGT cerró el 2017 con 1.198 muertos en accidentes de tráfico en las carreteras españolas. En marzo de este año la cifra alcanzaba los 255 muertos, tres más que por esas fechas en 2017. Por ello, los criterios de evaluación de cinturones de seguridad y neumáticos se endurecerán. 

Aciete y luces

Los apartados anteriores son los de mayor importancia, aunque otras infracciones que hasta ahora eran leves pasarán a ser un suspenso directo como por ejemplo perder aceite por goteo. Asimismo, las luces, el airbag, els ABS no serán fáciles de trucar. Los nuevos modelos de análisis incluirán herramientas que detectarán cualquier manipulación previa para aprobar la inspección de forma fraudulenta. 

Holguras en el puente, especialmente en la suspensión del vehículo y la dirección serán examinadas a conciencia. Tampoco aprobarán vehículos con faros rotos, arañados o dañados. Tampoco lo harán los intermitentes fundidos. 

Documentación manipulada

Otra de las reformas que se contemplan es la seguridad vial. Las luces de las matrículas fundidas serán una infracción grave así como la manipulación o falsificación de sellos de ITV falsos. Todo ello para facilitar el trabajo de los cuerpos de seguridad del Estado en su labor por vigilar el tráfico en las carreteras.