Menú Buscar
El zumo de naranja se presenta como un alimento saludable / PIXABAY

Los diez alimentos que parecen sanos y no lo son

Que algunos productos se vendan como beneficiosos para nuestra salud no quiere decir que lo sean

28.01.2019 21:08 h. Actualizado: 28.01.2019 21:12 h.
5 min

Que algunos productos se vendan como beneficiosos para nuestra salud no quiere decir que lo sean. Ejemplo de ellos son los famosos zumos y batidos, así como el pavo y los palitos de cangrejo. En esta lista te explicamos el por qué:

1. La pechuga de pavo en lonchas

Es necesario diferenciar entre aquello verdaderamente saludable y lo que nos venden como tal. Este es el caso de algunas pechugas de pavo envasadas que ya vienen troceadas. Mientras este alimento fresco es bajo en grasas, aporta pocas calorías y una buena cantidad de proteina, la pechuga que consumimos envasada suele estar plagada de almidón, azúcares y otras sustancias que no tienen nada que ver con este ave. 

2. Los palitos de cangrejo

No, por mucho que nos vendan que su índice calórico es bajo, los palitos de cangrejo no son un alimento sano. Además de contener cantidades considerables de sal y azúcar, este ultraprocesado está repleto de conservantes y aditivos que lo dejan lejos de ser un alimento recomendable. 

3. Frutos secos fritos

Mientras que consumir pequeñas cantidades de frutos secos a diario resulta recomendable para la salud. Ésto deja de ser así si están fritos. ¿Por qué? No sólo aumenta su valor calórico --y mucho-- sino que vendrán repletos de sal. En resumen, es la forma perfecta de convertir un alimento saludable en una bomba de grasa. 

Los frutos secos en crudo son más saludables /CG

Los frutos secos en crudo son más saludables /CG

4. Zumos industriales

Una cosa es desayunar todas las mañanas un rico zumo de naranja en nuestras casas y otra bien diferente es comprar jugos ultraprocesados en supermercados o tiendas especializadas. 

Además, lo recomendable es consumir la fruta entera, no solo por preservar la fibra que contiene --y se pierda después de colar el zumo-- sino para controlar la cantidad que se ingiere, dado que este alimento está repleto de azúcar. 

5. Tortitas de arroz

Por mucho que las vendan como el snack perfecto para picar entre horas, no son saludables. Siempre será mejor recurrir a una pieza de fruta o a un puñado de frutos secos --sin freir-- que recurrir a este producto que suele tener un exceso de azúcares, así como de sal y grasas saturadas. 

6. Crema de vinagre balsámico

¿No quieres renunciar a aliñar tu ensalada para perder peso? Siempre puedes recurrir al vinagre tradicional, al limón, o al aceite de oliva. Pero este tipo de reducción de aspecto cremoso está repleto de azúcares. Tampoco su sabor se parece al del vinagre tradicional.

Latas de refresco / CREATIVE COMMONS

Latas de refresco / CREATIVE COMMONS

7. Refrescos lights

Agua. La respuesta es siempre agua. Si tienes sed, no recurras a bebidas azucaradas. Por mucho que el lema light aparezca en las latas de los refrescos, éstos están repletos de azúcares. 

8. Barritas energéticas de cereales

Otra vez el azúcar acechando a los supuestos productos saludables. Nos venden las barritas energéticas como complemento perfecto a una alimentación sana, pero su nivel de edulcorante no casa con esta denominación. 

9. Pan de molde

¿Quieres comer pan saludable? Ve a la panadería más cercana --seguro que hay alguna cerca de tu casa-- y compra un bollo. Si el pan artesano está reseso al día siguiente, ¿qué te hace pensar que un producto natural puede durar dos semanas? Si un alimento está repleto de conservantes, no puede ser sinónimo de salud. 

10. Ensaladas envasadas 

Comer verdura es algo que deberíamos hacer a diario para mantener una alimentación saludable. Eso no significa que cualquier producto verde envasado sea sinónimo de salud. ¿Te apatece una ensalda? Es tan fácil como comprar una lechuga y pasarla por debajo del grifo. Un gesto que apenas te llevará un par de minutos más, y hará que tu menú sea sano de verdad.