Menú Buscar
Un ejemplar de un diccionario VOX / EFE

Los propietarios de los diccionarios Vox se quejan de que un partido se llame igual

La editorial lamenta que después de una trayectoria de 40 años promoviendo la cultura, ahora se le asocie a una organización política

03.12.2018 20:19 h. Actualizado: 03.12.2018 21:13 h.
3 min

Los editores de los diccionarios Vox, que llevan imprimiendo ejemplares desde hace más de 50 años, no están contentos con compartir nombre con un partido político. Fuentes de la empresa han explicado que “nosotros no nos dedicamos a las elecciones, nos dedicamos a hacer diccionarios, a la cultura y la investigación”.

La editorial Vox, con sede en Barcelona, es una filial de Anaya y se dedica a imprimir ejemplares tanto monolingües como bilingües. Desde 2013 comparte nombre con el partido de Santiago Abascal y, tras las elecciones andaluzas en las que ha irrumpido con 12 escaños, la connotación que se le asignado no le ha gustado nada a la editorial.

El diccionario o el partido

Tal es la molestia que tiene la empresa de diccionarios que, tras el auge del partido político, incluso pensó en cambiar de nombre. Sin embargo, esta idea finalmente fue descartada. “Nosotros tenemos registrada la marca para editar libros y preferiríamos que no existiera un partido con ese nombre", añaden desde la compañía.

La empresa recurre a su trayectoria para argumentar que la coexistencia de un partido político con su mismo nombre está dañando su imagen de marca. “Varias generaciones de estudiantes han aprendido con nuestros diccionarios”, defienden los editores de Vox. El catálogo de ejemplares de esta compañía no solo se resume al castellano, también existen otras lenguas como inglés, francés, alemán e incluso latín y griego.

Un reputación dañada en un día

La marca, que comenzó sus impresiones en la década de los 40, acumula logros como el Diccionario General Ilustrado de la Lengua Española, ejemplar que se creó en 1945. Sin embargo, a pesar de una trayectoria intachable asociada a la investigación y a la cultura, la marca no ha conseguido escapar a las bromas por compartir nombre con un partido político del que no va a dejar de hablarse en los próximos días.

El periodista Jordi Évole ha hecho referencia a que “Vox era un partido con nombre de diccionario”, critican los editores. Además, añaden que su eslogan de los años 70, Necesitas un Vox, ha adquirido un significado totalmente nuevo en los últimos meses.