Menú Buscar
'El Chicle' este domingo cubriéndose la cabeza antes de pasar a disposición judicial / EFE

'El Chicle' intentó violar a Diana, ella se resistió y la estranguló

El asesino confeso reconoce que la metió en su coche a la fuerza y la arrojó al pozo tras matarla con sus propias manos

5 min

José Enrique Abuín Gey, alias El Chicle, ha confesado esta madrugada a la Guardia Civil que asaltó a Diana Quer cuando la vio caminando sola por la calle. El asesino confeso de la joven ha detallado que intentó violar a Diana, pero que, debido a que la joven se resistió fuertemente, la estranguló con sus propias manos. 

Según fuentes de la investigación, en su primera declaración esta madrugada después de que su mujer le dejara sin coartada, el detenido aseguró que había atropellado a la joven accidentalmente y que había lanzado el cadáver al mar. Después volvió a cambiar su versión, reconoció que su intención era asaltarla y que la atropelló, pero que nunca abusó de ella. Finalmente, y ante las constantes contradicciones, el acusado ha indiciado a la Guardia Civil donde se encontraba el cadáver y les ha acompañado hasta el lugar de los hechos.  

En una fábrica abandonada

El cadáver de Diana Quer se encontraba en una fábrica de gaseosas abandonada en la parroquia de Asados, Rianxo, al lado de la casa de los padres de José Enrique Albuín.

El individuo lanzó el cuerpo de la joven al pozo de la fábrica en la segunda planta, un manantial manipulado para ser convertido en pozo y del que nadie conocía su existencia. Decenas de vecinos se han acercado a la zona bajo la lluvia para abuchear al asesino que tras su confesión y la localización del cuerpo ha abandonado esposado la zona alrededor de las 10 de la mañana.

Nuevo registro

Desde esa fábrica, los agentes han acompañado al asesino confeso hasta su domicilio para realizar un nuevo registro. José Enrique Abuín ya ha pasado a disposición judicial y su coche, un Alfa Romeo gris plateado, también ha sido retirado por la Guardia Civil. La comitiva judicial se ha trasladado al lugar de los hechos, donde ha procedido al levantamiento del cadáver.

Esa misma fábrica abandonada servía para esconder alijos de droga. El Chicle conocía a la perfección el edificio porque estaba en la parroquia en la que nació, justo al lado del domicilio de sus padres. Además, fue condenado a dos años de cárcel por tráfico de estupefacientes, lo que puede indicar que habría frecuentado el lugar. Tras largas horas de búsqueda, el cuerpo de Diana Quer ha aparecido este domingo por la mañana tras casi 500 días de investigación.

guardia civil diana quer

La Guardia Civil espera la llegada de la comitiva judicial para levantar el cadáver / EFE

Sin coartada

Su mujer, que quedó el sábado en libertad tras confesar que esa noche no estuvo con su marido, no tenía ni idea de dónde se encontraba el cadáver. La fábrica se encuentra a diez minutos del puente de Taragoña, el lugar donde desapareció el móvil de la joven. 

Ahora, sólo falta determinar cómo murió. La autopsia esclarecerá o confirmará si hubo ensañamiento o no, de qué manera fue asesinada y cuándo. El cuerpo de Diana Quer, en avanzado estado de descomposición, ya ha llegado al Instituto de Medicina Legal de Galicia donde se espera que se le realice la autopsia en las próximas horas y las pruebas de ADN. 

El Alfa Romeo gris

La descripción de la chica que casi fue secuestrada por El Chicle ha sido crucial para que la Guardia Civil haya reunido las pruebas suficientes para poder arrestar y presentar cargos contra el acusado. Durante el registro en su domicilio la mañana de este domingo, alrededor de las 10, los agentes se han llevado uno de los vehículos que utilizaba Abuín, un Alfa Romeo gris, que se encontraba en la parte posterior de la casa.

Tras el registro, la comitiva, con el detenido, ha abandonado el lugar para trasladarse de nuevo a la Comandancia de la Guardia Civil en A Coruña.