Menú Buscar
Los motoristas concentrados en la Plaza mayor de Vic en la Diada / MOTARDS INDEPENDENTISTES

La Diada en Vic: la plaza mayor se llena de motos para pedir la independencia

Anna Erra, alcaldesa de la localidad, agradece a la Asociación de Moteros Independentistas que envíen “fortaleza, libertad y apoyo” a los políticos encarcelados

11.09.2018 13:22 h.
3 min

La plaza mayor de Vic vuelve a ser protagonista del movimiento por la independencia de Cataluña. Esta vez, en ocasión de la Diada, varios cientos de moteros se han concentrado en el recinto en apoyo a la secesión ocupando el albero con sus motos, ataviadas con banderas esteladas.

La propia alcaldesa de la ciudad, Anna Erra, ha señalado a través de su perfil de Twitter que esta concentración ha sido impulsada por la Associació de Motards Independentistes de Catalunya. Además de agradecer la participación a esta entidad, ha animado a los motoristas a “seguir enviando fortaleza, libertad y apoyo a los presos y exiliados políticos”.

Traslado a Barcelona

Tras un largo rato concentrados en la Plaza Mayor de Vic, han comenzado a despejarla en dirección a Barcelona, donde participarán en la manifestación independentista impulsada por la ANC. El padre de Marta Rovira, secretaria general de ERC, ha dado el pistoletazo de salida a la marcha hacia la Ciudad Condal.

Una vez en la capital catalana, los moteros harán una ruta que atravesará Gran Via de les Corts Catalanes, la calle Marina --donde se cruzarán con Diagonal- hasta llegar al Arc de Triomf. Ocuparán el tramo número 30 en la manifestación independentista.

La Plaza Mayor de Vic, escenario 'indepe'

El recinto central de Vic se ha convertido en un enclave destacado de la parafernalia secesionista y ha protagonizado en los últimos meses varias puestas en escena del independentismo. A inicios de verano, inundaron la plaza de cruces amarillas como un símbolo a favor de la liberación de los políticos y representantes sociales secesionistas que se encuentran en la cárcel por su papel en el 1-O. La instalación llamó la atención de los medios, pero más lo hizo el conductor que las arrolló alegando un "ataque de angustia".

Más recientemente, la plaza fue el escenario de una arenga orquestada por el propio ayuntamieno de la ciudad, al más puro estilo distópico de Orwell. A través de un megáfono, los poderes públicos recuerdan a sus ciudadanos cuál es "el objetivo" de su causa política: la independencia.