Menú Buscar
Un niño con las manos en el agua, una de las imágenes del Día Mundial del Agua / EFE

La solución a los problemas relacionados con el agua está en la naturaleza

El Día Mundial del Agua recuerda que el desarrollo sostenible de un servicio tan básico como el abastecimiento es posible, cuestión superada en Barcelona

4 min

“La naturaleza al servicio del agua”. Este es el leitmotiv de la 25 celebración del Día Mundial del Agua, una reivindicación que la Asamblea General de las Naciones Unidas declaró en diciembre de 1992 para recordar cada 22 de marzo la importancia y la escasez de un recurso básico para la humanidad. La temática elegida este año pone el foco en las respuestas que se pueden ofrecer ante este reto.

Una contestación que pasa necesariamente por buscar qué nos ofrece el propio planeta para garantizar que todos los ciudadanos tienen acceso a este recurso. Cuestión clave para la ONU, que lo ha identificado como uno de los objetivos del milenio. Es decir, el programa de acciones transversales que nos debe llevar a un desarrollo sostenible del crecimiento de las sociedades modernas para no poner en peligro los frágiles recursos propios del planeta.

Sequía e inundaciones

Y este discurso no se dirige sólo para las comunidades en plena expansión o las que tienen muchos deberes pendientes en la protección del medio ambiente. Es un objetivo que se debe perseguir desde todas las poblaciones, incluso desde las ciudades del ámbito mediterráneo, más expuestas a fenómenos como la sequía y las inundaciones por una cuestión climática. Dos caras extremas del agua.

Cataluña entrará este viernes en la primavera con una rara avis meteorológica que permite superar temporalmente la alerta por la falta de reservas hídricas. Tras encadenar varios años con poca lluvia, los temporales que se han sucedido en los meses más fríos del año han impactado de forma positiva en los embalses. La situación actual es más optimista, pero ni Administraciones ni gestoras del servicio cantan victoria.

Servicio garantizado

La cantidad de lluvia de esta primavera será clave para garantizar un verano sin alarmas y un otoño sin la otra cara de un territorio seco, la de las inundaciones.

Pero como sociedad moderna, el servicio está garantizado en ambas situaciones. Resultado de un trabajo que se remonta años atrás para disponer de una red de infraestructuras suficientemente preparada para hacerles frente.

Aguas de Barcelona y la regeneración

Incluso se ha avanzado en el reto identificado en esta jornada por parte de la ONU. El ciclo del agua ya está cerrado en la capital catalana. Aguas de Barcelona ha conseguido poner en marcha una estación de regeneración de agua en la planta de tratamiento de El Prat del Llobregat.

Una infraestructura que tiene capacidad para añadir un tratamiento terciaro al agua de las cloacas que se depura en esta estación. El filtraje más avanzado que existe en estos momentos para eliminar los sólidos y bacterias que diferencian una agua limpia de una agua potable.

Desarrollo sostenible

Tiene capacidad para tratar más de 100 piscinas olímpicas al día y volver a poner el recurso en circulación en la red de abastecimiento de Barcelona y su ámbito de influencia. Una muestra de que, tal y como pide la ONU, el desarrollo sostenible es posible.