Menú Buscar
Campaña de la DGT sobre el "síndrome del carril izquierdo" / DGT

La DGT alerta del riesgo del "síndrome del carril izquierdo"

Tráfico advierte del número de accidentes provocados por conductores que evitan circular por su derecha

3 min

El reglamento de circulación explicita de manera clara que se debe conducir normalmente por el carril de la derecha. Lo explican en las clases de teórica cuando uno se saca el carnet. La práctica, en cambio, es otra cosa. La Dirección General de Tráfico (DGT) le llama “síndrome del carril izquierdo” y es una práctica muy extendida y sancionable.

Gran parte de los conductores lo “padecen”. El organismo público pone dicho nombre a la tendencia de los conductores de utilizar el carril izquierdo o el central en caso de que lo haya, como preferente. En muchos casos, se apela a la comodidad de no tener que ir adelantando continuamente a camiones u otros vehículos que circulan a una velocidad más reducida por el carril derecho. Pero esta conducción implica riesgos.

Accidentes

La DGT recuerda que circular fuera del carril derecho causa retenciones, frenazos e incluso accidentes. Las estadísticas así lo demuestran. Y alerta de que, además, este tipo de conducción conlleva sanción.

Campaña de la DGT sobre el "síndrome del carril izquierdo" / YOUTUBE

El reglamento de circulación establece una multa de 200 euros si los agentes de tráfico detectan a un vehículo circulando por el carril izquierdo, si no es para adelantar o realizar un desvío. Un sanción que puede alcanzar los 500 euros si advierten que los conductores aprovechan la multiplicidad de carriles en el mismo sentido para adelantar por la derecha o haciendo zigzag.

Permisos

Tráfico insiste en hacer un buen uso de los carriles cuando hay varios para el mismo sentido. Reclama a los conductores que circulen por la derecha y sólo usen el carril central e izquierdo en caso de adelantamientos o cambios de dirección o sentido.

Hay pocos casos en los que está permitido adelantar por la derecha. El más obvio es dentro de vías urbanas con más de un carril delimitado en el mismo sentido. En el resto de vías se puede rebasar a otros vehículos por el carril derecho cuando éstos expresen su voluntad de parar o girar a la izquierda, y cuando exista un carril central de tranvía en una carretera de doble sentido. En el resto de casos está prohibido y multado.