Menú Buscar
El director general de Tráfico, Gregorio Serrano, durante su participación en el foro de la Cadena Ser celebrado hoy en Santander, en el que se habla de la seguridad vial en España / EFE

La DGT estudia mayores sanciones a los reincidentes en alcohol y drogas

El organismo plantea una revisión del catálogo de castigos para hacerlo "más razonable"

3 min

La Dirección General de Tráfico (DGT​) plantea una revisión del catálogo de sanciones para hacerlo “más razonable”. Una de las posibilidades es endurecer las sanciones a los conductores reincidentes en alcohol y drogas, según el director general del organismo, Gregorio Serrano.

Serrano se ha referido a los reincidentes como personas que, más allá de tener “desconocimiento”, tienen un “problema sanitario”. En cuanto a las sanciones, más de un 70% las reciben los hombres y solo un 15% de los carnés retirados por falta de puntos son de mujeres.

Reforzar la educación vial

El director general de la DGT ha mencionado en esta línea la necesidad de reforzar la educación vial. Porque todavía hay una “falta de concienciación de los factores de riesgo” y los efectos del incumplimiento de las normas, que “todos conocen”: el 90% de los fallecidos por accidentes en España se deben al “factor humano”, por exceso de velocidad, distracciones y alcohol.

Serrano ha dado otros datos, como que la DGT “está comprobando” en qué situación se encuentran los más de 70.000 conductores a los que se les ha retirado el permiso de conducir y no han pasado por las autoescuelas para volver a obtenerlo: “Se supone que no están conduciendo”. Más de 200.000 ciudadanos sí han cumplido con ese requisito.

Los datos de España

El director de la DGT, en su repaso a los datos de siniestralidad en las carreteras del último ejercicio, ha destacado que España es el quinto país de Europa con menos fallecidos por millón de habitantes (el duodécimo del mundo), con una tasa de 37 frente a los 52 de media europea. De los 1.810 registrados, 1.291 fueron en vías interurbanas y 519, en vías urbanas.

Serrano, tras señalar el notable descenso que se ha conseguido en relación a los 9.000 fallecidos que se produjeron en 1990, ha reconocido que ahora, pese a que los accidentes de tráfico siguen siendo la quinta causa de muerte en el mundo, cada vez “costará más” bajar esas cifras. Hay un “estancamiento” gracias al “éxito” de las medidas introducidas en España desde 2002.

Niega los radares camuflados

Para Serrano, dado que la seguridad vial es una “realidad compleja y multifactorial”, no se puede pretender acabar con los accidentes. Mientras, ha rechazado que haya “radares camuflados” en España y que exista un “afán recaudatorio” en las multas por exceso de velocidad.