Menú Buscar

Detonada la bomba de la Barceloneta

El artefacto fue trasladado mar adentro por los artificieros y su deflagración se ha realizado a una milla náutica de la playa

5 min

Los artificieros de la Armada han detonado a primera hora de la tarde de este lunes la bomba de la Guerra Civil hallada en el mar a unos 25 metros de la playa de Sant Sebastià de Barcelona.

La detonación controlada se ha realizado a las 15.35 horas en alta mar --a una milla náutica de la costa y 45 metros de profundidad--, después de que el artefacto haya sido trasladado con globos de elevación sumergidos para alejarlo de la playa hasta una zona segura en alta mar. Su hallazgo inicial produjo a apenas 25 metros de la costa.

Playas reabiertas

La bomba, de 1936, fue hallada este domingo, contenía 70 kilos de trilita y era altamente volátil, por lo que el Ayuntamiento de Barcelona había ampliado el perímetro acordonado para incluir la playa de Sant Sebastià -- que, al igual que el resto, ya ha sido reabierta-- y la explanada de la plaza del Mar antes de que se procediera a su deflagración.

La operación se ha llevado a cabo tal y como estaba previsto y sin incidentes remarcables. El artefacto, de 1,10 metros de alto y 80 centímetros de diámetro, contenía 70 kilos de trilita, un compuesto químico explosivo conocido como TNT altamente volátil.

Máxima seguridad

El teniente de navío de la Armada, Juan Pedro Saura Navas, ha explicado a la prensa que la detonación ha sido imperceptible a nivel de tierra y sólo se ha podido ver desde el exterior al levantarse una pequeña columna de agua en el mar.

Saura, asimismo, ha destacado que el objetivo promordial era garantizar la seguridad en la playa, puesto que existía el riesgo de que saliera despedido algún pequeño fragmento del proyectil. La Armada también estaba pendiente de que no hubiera ninguna embarcación en el área.

Playa de Sant Sebastià de Barcelona cerrada por el hallazgo de una bomba de la Guerra Civil / EUROPA PRESS
Playa de Sant Sebastià de Barcelona cerrada por el hallazgo de una bomba de la Guerra Civil / EUROPA PRESS

¿Cómo llegó el proyectil?

Por lo que respecta al origen del artefacto, se baraja la posibilidad de que la bomba no cayera en su día arrojada desde el aire. Se trata de un modelo de proyectil que se elaboraba en fábricas catalanas, estaba en buenas condiciones --pese a su deterioro por el paso de los años--, y le faltaban las aletas estabilizadoras y un molinillo delantero

Según fuentes del dispositivo, es probable que alguna de las factorías que las fabricó hace unos 80 años se deshiciera de ella arrojándola al mar, y que la marea haya hecho el resto, arrastrando la bomba hasta el punto donde se localizó con el tiempo. 

Larga lista de precedentes

La bomba detonada frente a Barceloneta se suma a la lista de artefactos explosivos que, a día de hoy, todavía se encuentran de forma esporádica en España. En Cataluña, al menos 25 de ellos, entre granadas de mano, bombas de aviación y proyectiles de artillería procedentes de la Guerra Civil, fueron localizados y neutralizados durante 2018, según datos del Gobierno.

Desde 1985, en todo el territorio español aparecieron más de 35.000.

Por otra parte, el hecho de que el artefacto de la Barceloneta fuera hallado por un agente del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS) de la Guardia Civil mientras se bañaba estando fuera de servicio ha dado pie en las redes a las ya habituales teorías conspirativas del independentismo catalán. Una de ellas, la del historiador y responsable de la oficina del expresidente de la Generalitat prófugo, Carles Puigdemont, Josep Lluís Alay, que en su perfil de Twitter ha considerado "muy extraño todo. Guardias Civiles en la playa tomando el sol encuentran por casualidad una bomba a 25 metros y acaban llevando un buque de la armada española a la capital catalana".

Destacadas en Vida