Menú Buscar

Detienen en Tarragona a un clan de Europa del este que traficaba con marihuana

La Guardia Civil desarticula una organización criminal e incauta 36.000 euros en billetes y divisas falsas

4 min

La Guardia Civil, en colaboración con la Guardia Urbana de Tarragona, ha detenido a ocho personas de nacionalidad serbia, eslovaca y rumana como presuntos integrantes de una organización criminal internacional relacionada con el cultivo y tráfico de marihuana

Durante los registros policiales, los agentes han incautado más de 3.100 plantas, casi 86.000 gramos de la misma sustancia preparada para ser distribuida, así como 5.700 gramos de restos de la planta para la fabricación de derivados del hachís, 3 armas de fuego cortas, 36.000 euros en billetes y divisas falsas, y cerca de 6.000 euros en efectivo. 

La Guardia Civil detiene a un hombre por cultiva marihuana / GUARDIA CIVIL
La Guardia Civil detiene a un hombre por cultiva marihuana / GUARDIA CIVIL

Control férreo

Fue a mediados del año pasado cuando la Benemérita localizó al clan de Europa del este en Tarragona. El líder de la organización criminal, de nacionalidad eslovaca, ejercía un control férreo sobre sus subordinados. Incluso disponía de un sistema de vigilancia de los inmuebles donde se cultivaba la marihuana, y así supervisaba la producción en tiempo real. 

Para evitar que otras bandas les robasen la droga --método conocido como vuelco--, así como ser detectados por la policía, adoptaban importantes medidas de seguridad, como la vigilancia de los inmuebles donde almacenaban la droga. 

Sistema de producción industrial

Gracias a las vigilancias de los agentes, descubrieron que los líderes de la organización --el ciudadano eslovaco y su pareja, de nacionalidad rumana-- supervisaban cada uno de los inmuebles donde se cultivaba la droga, se encargaban del contacto con los futuros compradores. El resto de miembros del clan tenía funciones de cuidado y vigilancia de las plantaciones

Cogollos de marihuana en uno de los inmuebles del clan detenido / GUARDIA CIVIL
Cogollos de marihuana en uno de los inmuebles del clan detenido / GUARDIA CIVIL

La característica principal de los inmuebles eran las altas medidas de seguridad con las que contaban. Entre ellas, un circuito cerrado de vídeo vigilancia perimetral, detectores de presencia, líneas perimetrales de infrarrojos y la bunquerización de los mismos con puertas y ventanas de hierro forjado.

El interior se había compartimentado y acondicionado para albergar la infraestructura necesaria para cada una de las fases de cultivo, creando así un sistema de producción industrial, con un laboratorio equipado con la última tecnología donde se experimentaba con nuevos tipos de marihuana para conseguir que las plantas fueran más productivas. 

Tiroteo

Además, en uno de los registros realizado en una vivienda de las afueras de Riudons, los agentes fueron recibidos con varios disparos de armas de fuego, atrincherándose en el interior del inmueble dos individuos con pistolas. 

A los arrestados, seis hombres y dos mujeres, de entre 28 y 60 años de edad, se les imputan los delitos de organización criminal, tenencia ilícita de armas, tráfico de drogas y defraudación de fluido eléctrico. Tras pasar a disposición judicial, seis han ingresado en prisión provisional sin fianza y los dos restantes, cárcel eludible bajo fianza de 40.000 euros.