Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Un ladrón es esposado durante una detención / MOSSOS

Detenidos cinco sospechosos de agredir a policías en Badalona

El juez deja en libertad a los agresores, acusados de amenazas, lesiones y atentado contra cuatro agentes de la Guardia Urbana

2 min

Los mossos han detenido a cinco personas que presuntamente agredieron a agentes de la Guardia Urbana de Badalona durante una intervención en el barrio de Sant Roc sobre una plantación de marihuana. Los policías municipales realizaron un disparo al aire para dispersar a un grupo que los atacó.

Según ha informado la policía catalana, el jueves arrestaron a cinco sospechosos, que el juez ha dejado en libertad, acusados de amenazas, lesiones y atentado contra agente de la autoridad, así como, en dos casos, delitos contra la salud pública, defraudación del fluido eléctrico y ocupación de bienes inmuebles.

Veinte atacantes

Los hechos sucedieron el pasado 13 de enero, cuando la Guardia Urbana tuvo que disparar al aire para dispersar a un grupo de unas 20 personas que estaba atacando con armas blancas a cuatro policías locales durante un operativo contra una plantación de cannabis. Cuatro agentes fueron brutalmente agredidos durante el operativo.

Las detenciones se han producido en el marco del dispositivo que el miércoles se saldó con la detención de una persona al desmantelar cuatro plantaciones de marihuana instaladas en cuatro pisos de la calle Alfons XII del barrio de Sant Roc, epicentro de los cortes en el suministro eléctrico de las últimas semanas. En dicho dispositivo se intervinieron 1.097 plantas de marihuana en diferentes estadios de crecimiento y se arrestó al encargado de las tareas de mantenimiento del cultivo.

Cortes de luz

El conjunto de actuaciones están relacionadas con los constantes cortes de luz que sufre el barrio y que el ayuntamiento y Endesa atribuyen a las conexiones ilegales de viviendas con plantaciones de marihuana debido a la sobrecarga de la red eléctrica.

Un fenómeno que ha llevado al consistorio a intensificar los controles policiales contra los cultivos de cannabis para desmontarlos.