Menú Buscar
Manos de uno de los detenidos / MOSSOS

Una veintena de detenidos por robos reincidentes en Barcelona

El dispositivo policial se llevó a cabo durante una sola noche y movilizó a dos centenares de agentes

3 min

Los Mossos d'Esquadra han detenido a 19 personas durante la noche del jueves 13 y la madrugada del viernes 14 de febrero en Barcelona, en relación con la delincuencia reincidente. La policía catalana activó el dispositivo policial en la capital catalana antes de las 19.30 horas y movilizó a 200 agentes. 

Los policías patruyaron durante toda la noche por los alrededores de la plaza Catalunya con el objetivo de "localizar a ladrones violentos y hurtadores multireincidentes", así como evitar otros delitos comunes como el menudeo de droga. 

Participación de Guardia Urbana y Policía Nacional

Los Mossos d'Esquadra informaron que el dispositivo contaba con la participación de agentes de otros cuerpos, como la Guardia Urbana de Barcelona y la Policía Nacional

Gracias a esta colaboración interpolicial, se cubrían tres frentes ante la multireincidencia. Por una parte, los Mossos podrían comprobar la existencia de órdenes de detención judiciales contra los sospechosos, la policía municipal revisaría el listado de infracciones administrativas y la nacional por si se detectaban infracciones de la Ley de Extranjería.

18 detenidos por extranjería

De los 19 detenidos en la redada de anoche contra carteristas reincidentes, 18 fueron arrestados en aplicación de la ley de extranjeros. Todos estos han en manos de la Policía Nacional, el cuerpo que tiene competencias en este ámbito, mientras que el último de ellos permanecerá en dependencias de los Mossos ya que tenía un requerimiento judicial previo. 

También se denunció a una persona de las detenidas por tenencia ilícita de arma blanca y se abrió expediente a otra por hurto.

Continuación de otro dispositivo

Este operativo se activó como continuación al dispositivo Draga. Éste se llevó a cabo dentro de las instalaciones del metro de Barcelona y se focalizaba en la prevención de hurtos y robos en el subsuelo. Ahora se ha decidido ampliarla a la superficie. 

Entre las zonas registradas durante la noche figuran los accesos al metro y a la estación de Renfe de la céntrica plaza de la capital catalana.