Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Los Mossos efectúan una detención, como la de las dos personas que rociaron con gasolina y quemaron a sus vecinos / EUROPA PRESS

Dos detenidos por rociar con gasolina y quemar a sus vecinos en Manresa

Los arrestados y las víctimas mantuvieron una discusión la noche anterior a los hechos

3 min

Los Mossos d’Esquada detuvieron el martes a un hombre y una mujer --de 21 y 30 años respectivamente-- como presuntos autores de una tentativa de homicidio y de un delito de incendio en un piso de Manresa.

El lunes 11 de abril, sobre las 9.30 de la mañana, los Mossos recibieron un aviso del 112 por una pelea y un incendio en un bloque de pisos de la calle Sant Bartomeu de Manresa. Cuando llegaron al lugar de los hechos localizaron a un hombre y a una mujer, malheridos, en los bajos del edificio. Ambos presentaban quemaduras de gravedad. Además, en el domicilio había un bebé, hijo de ambos, que había inhalado una gran cantidad de humo. 

Otro vecino, con quemaduras

El Servicio de Emergencias Médicas (SEM) atendió a los heridos, mientras que los bomberos desalojaron a los vecinos de los 18 pisos del inmueble para garantizar su seguridad. El hombre fue trasladado al hospital Vall d’Hebron de Barcelona, mientras que la mujer, junto al bebé, fue trasladada al hospital Althaia de Manresa.

Minutos después, un ciudadano avisó a los Mossos de la presencia de un hombre tendido en la calle Arbonés de Manresa que presentaba quemaduras por todo el cuerpo. El hombre fue trasladado al hospital Vall d’Hebron de Barcelona. 

Todos son vecinos del mismo edificio

A raíz de estos hechos, los Mossos abrieron una investigación y, tras hablar con varios testigos, atribuyeron al herido de gravedad encontrado en la calle Arbonés de Manresa la presunta autoría de los hechos

Tras diversas gestiones, los investigadores descubrieron que todos los implicados vivían en el mismo edificio y que se habían enzarzado la noche anterior en una discusión. En aquel momento, el hombre los amenazó con quemar su domicilio. 

Roció con gasolina a su vecino

A la mañana siguiente, con la ayuda de una mujer, roció a su vecino con gasolina y le prendió fuego con un mechero. Las llamas se extendieron con gran velocidad por la entrada del piso, pero no llegaron a afectar al interior del domicilio ni al resto del edificio. 

La mujer de la víctima también sufrió quemaduras graves, mientras que el bebé de estos, que estaba en el interior del domicilio, tuvo que ser atendido por inhalación de humo. 

El autor, ingresado

El principal autor de los hechos fue detenido al día siguiente, el martes 12 de abril, y continúa ingresado en el hospital por las quemaduras graves que sufrió al agredir a su vecino. El mismo día los Mossos detuvieron también a la mujer implicada, que salió ilesa, como colaboradora necesaria en un delito de intento de homicidio. Se espera que pase a disposición judicial en las próximas horas.