Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Uno de los detenidos en Barcelona, tendido en el suelo, durante la tercera noche de disturbios por Hasél / ELENA BURÉS

Ocho detenidos en Barcelona y seis heridos en la tercera noche de disturbios por Hasél

Barricadas en llamas, lanzamiento de objetos contundentes contra la línea policial y ataque contra la sede de 'El Periódico'

5 min

Los Mossos d'Esquadra han detenido a ocho personas en Barcelona en la tercera noche de disturbios en protesta contra la prisión del rapero Pablo Hasél. Un grupo reducido de jóvenes violentos ha quemado contenedores, arrojado piedras contra la policía y atacado la sede de El Periódico. El balance provisional del Sistema de Emergencias Médicas (SEM) es de seis heridos.

Una persona permanece inconsciente en el suelo, durante la tercera noche de disturbios / PM
Una persona permanece inconsciente en el suelo, durante la tercera noche de disturbios / PABLO MIRANZO (CG)

Por tercera noche consecutiva, centenares de personas han salido a la calle en Barcelona y en otras localidades catalanas para mostrar su rechazo al encarcelamiento de Hasél y tras la marcha, algunos de sus integrantes han levantado barricadas, y lanzado botellas, trozos de adoquines y otros objetos contundentes contra los agentes.

Barricadas en llamas

En algunas zonas, el fuego de los contenedores, como en las calles Bailén, Aragó, Girona y València, ha llegado a árboles y semáforos. La rápida actuación de los bomberos impidió que afectasen a viviendas cercanas. Algunos vecinos se encaramaron a sus balcones para tratar de sofocar las llamas, tirando cubos de agua.

 

Barricada en llamas durante la tercera noche de disturbios en Barcelona por Hasél / ELENA BURÉS

Los ocho arrestados, según han indicado desde el cuerpo, están acusados de desórdenes públicos, al participar en el lanzamiento de objetos contra la línea policial y actos vandálicos. Tres detenciones se han efectuado en el pasaje Pla con Bruc, dos en Roger de Lluria con Mallorca, otras dos en Mallorca con Diagonal y la última en paseo Sant Joan, también en su confluencia con Diagonal.

Contenedores quemados

La actuación de los manifestantes ha dejado de nuevo numerosos contenedores quemados, daños en el mobiliario urbano y motocicletas, así como varios establecimientos con los cristales rotos. Entre ellos, una entidad bancaria, de donde sustrajeron una lámpara.

En los alrededores de la plaza Tetúan, donde ha comenzado la manifestación, la policía autonómica ha levantado varias actas de denuncia a personas que llevaban en sus mochilas esprays y pelotas de golf, así como petardos y elementos de pirotécnia.

Ataque a 'El Periódico'

Los manifestantes, que en sus concentraciones en apoyo a Hasél claman a favor de la libertad de expresión, han atacado la fachada de la sede de El Periódico, contra la que han arrojado piedras, roto cristales y han efectuado algunas pintadas. Ninguno de sus trabajadores ha resultado herido.

 

Ataque a la sede de 'El Periódico' durante la tercera noche de disturbios por Hasél / ELENA BURÉS

Durante el dispositivo policial en Barcelona, al menos dos agentes han resultado heridos por una pedrada en la cabeza: uno cuando transportaba a uno de los detenidos y el otro al ser alcanzado dentro de su vehículo por una piedra. Además, el SEM ha atendido en Barcelona a seis heridos, cinco de carácter leve y otro menos grave. Dos fueron trasladados a centros sanitarios. Uno, un joven que ha caído al suelo, y ha sufrido convulsiones por el impacto.

Departamento de Interior

Como en los dos días anteriores, la concentración comenzó de forma pacífica, pero poco después, el clamor por la libertad de expresión se tradujo en una marcha que paró ante el Departamento de Interior, donde comenzó el lanzamiento de botellas, piedras y petardos contra la línea policial que protegía el edificio.

De allí los altercados se han esparcido por diversas calles del Eixample, donde se ha vuelto a repetir la quema de contenedores. Poco antes del toque de queda --que empieza a las 22.00 horas-- la concentración quedó disuelta, mientras bomberos y servicios de limpieza trataban de devolver la normalidad a las calles.

Destacadas en Vida