Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Una de las plantaciones de marihuana desmanteladas / MARIHUANA

Macrodispositivo con 22 detenidos en Barcelona por cultivo y tráfico de marihuana

Despliegue de 300 agentes para desmantelar una banda que distribuía la droga en la capital catalana

3 min

Mossos d'Esquadra han detenido a 22 personas por cultivo y tráfico de marihuana en Barcelona, el Vallès Oriental y el Maresme. Un macrodispositivo con 300 agentes que se ha saldado con la incautación de 63.000 euros en efectivos y 15 plantaciones desmanteladas.

La operación se explotó el pasado 4 de diciembre cuando, tras dos años de investigación, la policía autonómica desmanteló una organización que exportaba distribuía la droga en la capital catalana. La veintena de detenidos son de nacionalidad española, holandesa, francesa, turca, italiana y colombiana.

'Luz' pinchada

Durante las entradas y registros en inmuebles de la banda, los efectivos de seguridad se incautaron de otras 17.000 plantas y más de 100 kilos de cogollos de marihuana, además de otros 21 kilos de hachís. Una droga que superaría el millón de euros en el mercado negro, apuntan los Mossos. Además, con su cultivo, el grupo criminal habría defraudado gran cantidad de energía eléctrica.

Defraudación de fluido eléctrico para cultivar marihuana / MOSSOS
Captura de pantalla 2020 12 14 a las 8.27.07

Fue a principios de 2019, cuando la División de Investigación Criminal (DIC) puso el foco sobre un hombre holandés, residente en Badalona, que se dedicaba a cultivar y distribuir marihuana. A través de este individuo, los agentes localizaron un complejo entramado dedicado a la producción de la planta, que también vendía esquejes a otros traficantes.

Clubs canábicos

Así dieron con otro grupo que colaboraba con el hombre holandés, a través de dos pisos de alquiler en Barcelona. Además, también gestionaban asociaciones cannábicas en Barcelona, que utilizaban para blanquear el dinero obtenido de forma ilegal.

Otra rama de la organización, la establecida en el Vallès Oriental y el Maresme, operaba desde viviendas unifamiliares, en urbanizaciones poco masificadas. Sus responsables eran de origen iraní con nacionalidad holandesa. Para colocar la droga, habían establecido contactos con una asociación cannábica de Mataró.

Una agente de Mossos durante la operación contra el tráfico de marihuana / MOSSOS
Una agente de Mossos durante la operación contra el tráfico de marihuana / MOSSOS

Primeras detenciones

En enero de este año, la policía interceptó 30 kilos de marihuana en una furgoneta. Los investigadores consiguieron así relacionar ambos grupos, que operaban bajo la misma organización. En una operación dirigida por el Juzgado de Instrucción 2 de Barcelona, en noviembre se efectuaron los primeros arrestos: tres hombres de origen chino, serbio y argentino; así como la intervención de mil plantas.

Los agentes culminaron el caso con las detenciones del pasado 4 de diciembre. Tras pasar a disposición judicial, los arrestados se encuentran en libertad con cargos.