Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La nave de la calle Germans Farguell donde la policía detuvo a los siete sospechosos / GOOGLE MAPS

Uno de los detenidos por la agresión en Sabadell tiene una orden de expulsión

Otros cuatro sospechosos tienen un expediente de extranjería abierto y uno de ellos antecedentes por robo con fuerza

3 min

Uno de los siete detenidos por la agresión sexual múltiple en Sabadell tiene una orden de expulsión de España. Según han explicado fuentes de la defensa este miércoles, otros cuatro también tienen un expediente de extranjería abierto y otro de los sospechosos, antecedentes por robo con fuerza

La policía local detuvo el pasado domingo a seis individuos acusados de violar a una joven de 18 años en una nave del barrio de Can Feu de la localidad, y un séptimo al día siguiente. Ahora, la investigación de los agentes apunta a que el ataque pudo tener lugar en otra localización, una oficina abandonada de una entidad bancaria, situada en la carretera de Terrassa, y no en la calle Germans Farguell, donde se arrestó a los sospechosos. 

Declaración ante el juez

Los siete arrestados se encuentran a la espera de declarar ante el magistrado del Juzgado de Intrucción número 2 de la localidad, aunque fuentes de la defensa no descartan que esta comparecencia se retrase debido a su situación administrativa. 

Todos han permanecido retenidos en la comisaría de los Mossos d'Esquadra de Sabadell desde el domingo por la noche --excepto el séptimo, que llegó el lunes por la noche-, y este miércoles han sido trasladados a dependencias judiciales. 

Alerta de los vecinos

Tras el suceso, salió a la luz que vecinos de la zona ya habían denunciado la degradación del espacio donde las fuerzas de seguridad arrestaron a los detenidos. De hecho, habían dado aviso al consistorio de la ciudad que la nave en el que en un principio se pensó que había tenido lugar la agresión había sido ocupada. 

Según Carme Farràs, presidenta de la Asociación de Vecinos de Can Feu de Sabadell,  las personas que se alojaban en la antigua fábrica daban "un poco de miedo​" y ya habían protagonizado diversos incidentes en el barrio, entre ellos, algunos robos.