Menú Buscar
Una foto de archivo de Roberto Mesa

Detenido el activista Roberto Mesa por supuesto delito de odio contra la corona

La Policía Nacional ha efectuado la detención en su domicilio por, presuntamente, publicar mensajes injuriosos en las redes sociales

3 min

La Policía Nacional ha detenido a Roberto Mesa este jueves en Tenerife, un joven activista acusado de un presunto delito de odio e injurias graves contra la corona, según han informado fuentes del cuerpo policial. 

Mesa, activista prosaharaui vinculado también con otros movimientos sociales, ha sido detenido a primera hora en su casa situada en La Laguna y ha sido trasladado a la Comisaría de Policía Nacional de Tres de Mayo.

Rechazo en las redes sociales

La detención de Mesa ha corrido como la pólvora por las redes sociales y activistas por la misma causa han organizado una concentración de apoyo enfrente de la comisaría en contra de su detención. El joven ha sido detenido por la causa abierta que tiene en el Juzgado de Instrucción Número 5 de Santa Cruz de Tenerife por una investigación “de alta complejidad” por distintos delitos. Dicha investigación está declarada como secreta, según fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC).

Al parecer, el joven habría publicado varios comentarios injuriosos en su cuenta de Facebook tales como: “Los borbones a los tiburones” o “Me cago en la monarquía, en el rey y en todos sus cuerpos represivos”.

Nuevo caso de libertad de expresión

Su abogada, Alicia Mújica, ha explicado a los medios de comunicación que los agentes han llegado a su domicilio a las ocho de la mañana, han levantado al joven y requisado su equipo informático.  Mesa pasará mañana a disposición judicial y que durante este jueves la policía analizará los equipos informáticos del joven. 

Mújica, también ha destacado que el joven está “tranquilo”, aunque al mismo tiempo “preocupado”, ya que su caso “es una novedad” dentro del análisis del derecho de la libertad de expresión y sus límites. Su hermana ha asegurado que la detención “no es casualidad” porque Roberto ha estado “hermanado” con muchas causas sociales en Canarias y en España. “No es casualidad que nos quieran callar la voz, no vamos a permitir que nos vayan a estar encarlenado y dar miedo por decir lo que pensamos”, ha concluido.