Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Agentes de los Mossos escoltan a un hombre detenido / EFE

Un hombre es detenido por robar con violencia a dos mujeres en pocos minutos

Un profesional del SEM que atendía a la primera víctima descubrió al presunto ladrón cuando atacaba a la segunda

3 min

Los agentes de los Mossos d'Esquadra han detenido a un hombre por su presunta relación con dos robos con violencia cometidos en un breve lapso de tiempo y espacio. Las víctimas fueron dos mujeres y el arresto del sospechoso fue posible gracias a la intervención de un profesional del Sistema de Emergencias Médicas (SEM) de la Generalitat, que pilló in fraganti al ladrón en su segunda actuación.

Los sucesos tuvieron lugar en Terrassa (Barcelona) el 30 de marzo, alrededor de las 13.00 horas. El presunto autor de los robos violentos atacó a una de sus víctimas en un cajero automático y a la segunda, en su propio vehículo.

Violencia e intimidación

La sucesión de los hechos comunicada por los Mossos destaca que el ladrón actuó con violencia e intimidando a las dos mujeres. En el primer caso, la víctima explicó que el hombre entró en el cajero donde se encontraba y la agarró por el cuello para coaccionarla. Le hizo sacar 90 euros de su cuenta, con los que desapareció al serle entregados. 

La mujer fue atendida por un equipo del SEM y, poco después de la llegada de estos, uno de los profesionales "escuchó gritos que provenían de un coche cercano". El sanitario se acercó al lugar de donde procedía el sonido y vio que un hombre "estaba cogiendo a la mujer que había dentro del vehículo por el cuello", lo que coincidía con el modus operandi del suceso anterior. 

Retenido por un sanitario del SEM 

La patrulla de Mossos que se presentó en el lugar fue avisada de que el sanitario "tenía retenido al presunto autor" de la agresión del cajero, que había procedido de la misma forma en un segundo asalto con violencia. La segunda víctima "confirmó que el hombre la ahogaba y le exigía que le diera el dinero que llevaba encima", explica la policía catalana. 

Los agentes comprobaron que la persona retenida encajaba con la descripción que la mujer a la que había robado en el cajero, por lo que fue detenido y acusado dos robos con violencia, uno de ellos en grado de tentativa. El arrestado fue puesto a disposición judicial y el magistrado de guardia competente decretó su ingreso en prisión hasta que tuviera lugar el juicio.