Menú Buscar

Un detenido revienta la ventanilla de un coche de Mossos para escapar

El autor de los hechos había sido arrestado por la policía catalana tras participar en una pelea a navajazos en plena calle

08.10.2019 14:56 h.
3 min

Un coche patrulla de los Mossos d'Esquadra ha sufrido la ira de un hombre al que los agentes intentaban detener. El sujeto fue introducido en el vehículo de la policía catalana por haber participado en una pelea callejera y, en un momento dado, éste comenzó a golpear la ventanilla hasta romperla para intentar escapar. 

Los hechos sucedieron a última hora de la tarde del lunes 7 de octubre en Sant Vicenç dels Horts, municipio de la provincia de Barcelona y fueron grabados por los vecinos y paseantes de la zona. Las imágenes han corrido como la pólvora por las redes sociales y han sido compartidas, entre otros usuarios, por asociaciones y agrupaciones de Mossos d'Esquadra. 

Navajazos y golpes

La policía catalana recibió un aviso alrededor de las 20.30 horas que alertaba de una pelea con cuchillos en el barrio de San Roc de la localidad. Cuando los agentes llegaron al lugar indicado, los implicados habían desaparecido, aunque uno de ellos fue interceptado por otros vecinos en la estación de ferrocarriles. 

Allí fue donde se produjo el suceso. El sujeto, un hombre de mediana edad, comenzó a dar golpes en la ventanilla trasera el coche patrulla de forma repetida y consistente hasta que, finalmente, acabó por destrozarla a golpes. El hombre no se encontraba esposado ya que, según han comunicado los propios Mossos d'Esquadra, no se encontraba detenido sino que fue introducido en el vehículo para evitar un posible linchamiento de los vecinos allí congregados.

Sale por la ventanilla del coche

Cuando el hombre consigue arrancar el cristal de la puerta trasera del coche --con uno de los agentes ya dentro del mismo, dispuesto a arrancar para trasladarlo a comisaría--, decide salir por el hueco que ha quedado libre. Ante los gritos y la excitación de las personas presentes, se encarama al techo del vehículo y se sienta con las piernas y brazos extendidos. 

Entre los agentes que se encontraban en el lugar consiguen reducir al sujeto, le introducen en una nueva patrulla y es trasladado, finalmente, a la comisaría. Se le acusa de resistencia a la autoridad y delitos de lesiones causadas tanto a él mismo como a su rival. Éste fue localizado en un centro de atención primaria del barrio, al que acudió por su propio pie poco después del incidente. Cuenta con varias heridas de arma blanca, aunque su vida no corre peligro.