Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Queman una furgoneta de la Guardia Urbana de Barcelona durante la manifestación de Barcelona en apoyo a Pablo Hasél / LORENA SOPENA - EUROPA PRESS

Otro detenido por la quema de un furgón policial en las protestas por Pablo Hasél

El hombre tenía vigente una orden judicial de detención, ya que los Mossos le habían identificado como uno de los integrantes del grupo que presuntamente atacó al vehículo de la Guardia Urbana

2 min

La Policía Nacional ha detenido en la frontera de La Jonquera (Girona) a un nuevo supuesto implicado en la quema de un furgón de la Guardia Urbana de Barcelona en las protestas por el encarcelamiento del rapero Pablo Hasél, por las que una juez ha procesado a ocho acusados por tentativa de homicidio.

Según han informado a Efe fuentes policiales, el detenido, de origen italiano, fue detenido ayer jueves por la tarde en un control policial en el puesto fronterizo de La Jonquera, cuando entraba a España procedente de Francia.

Orden de detención

Los agentes detuvieron el vehículo en el que viajaba el sospechoso en el marco de un control fronterizo contra el crimen organizado y el terrorismo.

Al identificar al hombre, comprobaron que tenía vigente una orden judicial de detención, ya que los Mossos d'Esquadra le habían identificado como uno de los integrantes del grupo que supuestamente intentó quemar el furgón de la Urbana con un agente dentro el 27 de febrero de 2021.

A disposición judicial

El joven permanece ahora en dependencias policiales a la espera de pasar a disposición judicial en las próximas horas ante la juez que lleva el caso, que el pasado martes, 8 de marzo, notificó a los ocho encausados hasta el momento que estaban procesados por homicidio en grado de tentativa, organización criminal, desórdenes públicos, manifestación ilícita, atentado contra agentes de la autoridad, incendio y daños.

De acuerdo con los informes policiales del caso, los ocho procesados fueron identificados por agentes de los Mossos d'Esquadra que se infiltraron entre los manifestantes y detectaron a un grupo de personas --que hablaban italiano entre sí-- que provocaban ataques a comercios y entidades bancarias de forma coordinada.