Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Dos agentes de los Mossos, arrestando a una persona por un presunto robo con violencia como los cometidos en Barcelona  / EP

Un detenido por ocho robos con violencia en comercios de Barcelona y Tarragona

Los Mossos iniciaron la investigación el 9 de abril a raíz de varios hechos que se produjeron con 48 horas de diferencia en dos establecimientos de Calafell

3 min

Los Mossos d’Esquadra han detenido a un hombre de 52 años como presunto autor de ocho robos con violencia cometidos en la provincia de Barcelona y Tarragona. Algunos de ellos ocurrieron en la Ciudad Condal, en Calafell (Tarragona) y en Mollet del Vallès. La investigación se inició el 9 de abril a raíz de dos robos violentos que se produjeron con 48 horas de diferencia en dos tiendas. El ladrón accedió al primer local sobre las 15.45 y huyó con el dinero de la caja registradora después de amenazar a la trabajadora con un cuchillo. 

Dos días después y prácticamente en la misma franja horaria, repitió la acción en otro establecimiento, aunque esta vez no pudo llevarse dinero porque la vendedora no tenía la llave para abrir la caja.

Inquietud entre los comerciantes

Según ha explicado la policía autonómica a través de un comunicado, se comenzó a trabajar con la hipótesis de que era una única persona la que estaba detrás de estos robos, ya que se ubicaban en una zona concreta. Una tesis que se confirmó con un tercer robo violento el 6 de mayo en otra tienda de Calafell. Los asaltos generaron inquietud entre los comerciantes debido a la actitud violenta que mostraba el ladrón. En una de las ocasiones llegó a cortar el cable telefónico y se llevó el móvil de una trabajadora para impedir que llamase a la policía. 

Un vehículo de los Mossos d'Esquadra / EP
Un vehículo de los Mossos d'Esquadra / EP

Durante la investigación, el sospechoso se desplazó hacia la zona metropolitana donde, entre los días 16  y 19 de mayo, cometió cinco robos más. A raíz de estos hechos se estableció un dispositivo de búsqueda y se detuvo al ladrón el 19 de mayo por la tarde, después de que actuase en un comercio de Passeig Fabra i Puig de Barcelona. 

En el arresto, llevado a cabo en el distrito de Horta-Guinardó, los agentes intervinieron un cuchillo. El hombre ya había cumplido condenas de cárcel y tenía varios antecedentes por hechos similares. Pasó a disposición del juzgado de instrucción en funciones de guardia de Barcelona, quien decretó su ingreso en prisión