Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La plantación de marihuana que se intervino en el sótano, con 1.122 plantas / MOSSOS

Detenido por cultivar más de 1.100 plantas de marihuana en Sant Andreu de Llavaneres

Los Mossos d’Esquadra han arrestado a un hombre de 37 años con una gran plantación en el sótano de su casa que superaría los 90.000 euros en el mercado

2 min

Detenido un hombre por presuntamente cultivar marihuana en Sant Andreu de Llavaneres (Barcelona). El individuo fue arrestado por los Mossos d’Esquadra el pasado viernes por una plantación que superaría los 90.000 euros en el mercado.

El detenido, un hombre de 37 años, está acusado de un delito contra la salud pública y defraudar fluido eléctrico. El cuerpo policial ha explicado que el arresto es el resultado de una investigación iniciada a finales del año pasado al recibir diferentes informaciones que indicaban la existencia de un posible cultivo de marihuana en un inmueble de este municipio.

1.122 plantas en un sótano

Los Mossos d’Esquadra localizaron la casa, situada en el paseo de Bell-Aire, que desprendía un fuerte olor a marihuana. Constataron, también que había un consumo exagerado de energía eléctrica, veinte veces por encima del consumo habitual. Por ello, se estableció un dispositivo de vigilancia y finalmente, el pasado viernes, se realizó la entrada al inmueble.

Los agentes, durante el registro, encontraron en el sótano un cultivo de marihuana con 1.122 plantas de un metro de altura, distribuidas en cuatro salar completamente equipadas con lámparas, transformadores, sistema de riega y climatización. De hecho, el peso de la droga intervenida supera los 300 kilos y su valor podría superar los 90.000 euros.

Libertad con cargos

El responsable del cultivo fue detenido al llegar al inmueble por un delito contra la salud pública y también se lo acusa de un delito de defraudación de fluido eléctrico, puesto que tenía toda la instalación conectada ilegalmente en la red eléctrica. Según peritos de la compañía distribuidora, el valor defraudado en consumo eléctrico superaría los 30.000 euros.

El detenido pasó el pasado sábado a disposición judicial ante el Juzgado de instrucción en funciones de guardia de Mataró (Barcelona), que decretó su libertad con cargos.