Menú Buscar
Una pareja de mossos d'esquadra / EP

Investigado un menor por presunto abuso sexual a una niña de 10 años

El joven huyó tras los hechos y acabó entregándose a la policía; ahora se encuentra en libertad vigilada con orden de alejamiento

3 min

Los Mossos d'Esquadra detuvieron a un joven en Calella (Barcelona) por un presunto delito de abuso sexual a una niña de 10 años ocurrido el pasado domingo. El menor, tutelado por el Govern de la Generalitat, está siendo investigado por el caso y ha sido puesto en libertad vigilada con orden de alejamiento de la agredida, imputado por un delito de abuso por la diferencia de edad con la víctima.

La Consejería de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias de la Generalitat ha explicado que el menor se marchó de un centro de protección a finales de septiembre y que este hecho se había denunciado a los Mossos. Asimismo, el órgano gubernamental ha condenado y rechazado "rotundamente" los hechos mediante un comunicado, ha trasladado su apoyo a la víctima y a su familia, y pone a su disposición "el servicio jurídico de asesoramiento" y "el servicio terapéutico" en casos de abusos sexuales a menores".

El presunto agresor, según informó el consistorio de Calella, era un menor huido de un centro de Barcelona que, tras cometer los hechos, se escapó y el lunes por la noche se entregó a la policía. Al parecer, el joven y su víctima se conocían desde hacía meses, según esta fuente.

El ayuntamiento, acusación particular

La Policía Local pidió al padre de la niña si quería interponer una denuncia, y se le ofreció acompañarle a una comisaría de los Mossos d'Esquadra para que se activaran los protocolos y evitar así que la víctima tuviera que explicar el caso a ambos cuerpos policiales.

El Ayuntamiento de Calella se presentará como acusación particular en la actuación judicial en el caso.

El domingo, la Policía Local, a raíz de una llamada del 112, realizó una intervención para atender a la víctima, que se encontraba en la casa de su abuela en Calella pese a que el padre de la niña reside en Pineda de Mar (Barcelona).

Investigación

La alcaldesa de Calella, Montserrat Candini, ha pedido la máxima información sobre los hechos para clarificar el suceso y tomar las medidas pertinentes.

El consistorio ha confirmado además que los menores no acompañados alojados en el Hotel Marisol de Calella no intervinieron en el suceso, "pese a que en un primer momento se les acusó directamente". En este sentido, lamentan la difusión de algunas noticias falsas en las redes sociales.

"Ahora hay que dejar que los Mossos d'Esquadra hagan su investigación, de la cual se derivará la verdad y la dimensión de los hechos".