Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Dos agentes de los Mossos ponen las esposas a un detenido / MOSSOS

Detenido en Cunit por presunta conducción temeraria y chocar “intencionadamente” con policías

Los Mossos d’Esquadra han arrestado este sábado a un hombre de 35 años, después de que una patrulla detectara que se saltó un semáforo en rojo y se dio a la fuga

2 min

Persecución por las calles de Cubelles y Cunit (Tarragona). Un hombre de 35 años ha sido detenido este sábado por los Mossos d’Esquadra por presuntamente circular temerariamente, huir de dos controles policiales y chocar “intencionadamente” contra varios vehículos de los agentes.

Los hechos se iniciaron, según ha explicado la policía catalana, cuando una patrulla de seguridad ciudadana observó como un vehículo, presuntamente, no respetó un semáforo en rojo. En ese momento, los agentes intentaron detenerlo para denunciar la infracción, pero el conductor hizo caso omiso y se dio a la fuga.

Persecución por las calles de Cubelles y Cunit

Los Mossos han explicado que el conductor fue “a una velocidad muy elevada, se saltó dos controles policiales y cuando una dotación de tráfico intentó detenerlo, chocó intencionadamente contra el vehículo policial, causando lesiones leves a dos agentes y daños graves al vehículo policial”. Todo ello, mientras cruzaba el núcleo urbano de Cubelles y enlazaba con Cunit, donde fue arrestado.

El individuo iba a una velocidad superior a los 140 kilómetros por hora por el centro de Cubelles. Los agentes consiguieron pararlo y lo detuvieron en el municipio colindante de Cunit. En ese momento, la policía comprobó que el conductor “tenía una privación judicial para conducir vehículos de motor hasta octubre de 2022”.

Rechaza el test de alcohol y drogas

El conductor se negó a someterse a la prueba de detección de alcohol y drogas de la policía catalana. Sin embargo, esto no impidió que los Mossos siguieran el proceso estipulado y lo detuvieran como presunto autor de delitos de conducción temeraria, lesiones, daños, negativa a someterse a las pruebas de alcohol, conducir con una privación judicial cautelar y atentado a los agentes de la autoridad.

El detenido pasó a disposición judicial y el juez en funciones de guardia decretó su libertad con cargos.