Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La Guardia Civil, que halló los restos óseos de la mujer asesinada en Olesa, ya investigó a su hermano hace una década / EUROPA PRESS

El detenido por el crimen de su hermana en Olesa fue investigado hace una década

La Guardia Civil sospechó de él porque, a pesar de que vivía con ella, nunca denunció su desaparición

2 min

La Guardia Civil investigó al hermano de la mujer desaparecida en Olesa de Montserrat hace una década. Lo hizo porque, pese a que vivía con ella, nunca denunció su desaparición, lo que levantó las sospechas entre los investigadores.

Así lo ha confirmado el instituto armado, que detuvo a este sujeto el pasado jueves 3 de marzo después de hallar los restos óseos de la desaparecida en el jardín de la casa que compartían. Los agentes aseguraron entonces que el cuerpo “presentaba signos de haber sufrido una muerte violenta”, por lo que le atribuyen al arrestado un delito de homicidio con agravante de parentesco.

Mantenían una estrecha relación

Los investigadores sospecharon de él desde un inicio porque “había mantenido una estrecha relación de manera interrumpida" con la mujer, no obstante nunca denunció su desaparición.

Los otros familiares --residentes en distintas localidades de España-- "habían perdido el contacto con ella mucho antes de su desaparición y desconocían por completo lo que podría haber sido de ella desde entonces".

Víctima de una muerte violenta

Tras descartar una desaparición voluntaria, la benemérita planteó la hipótesis de que la mujer --de 53 años-- hubiera sido víctima de una muerte violenta, que finalmente se ha confirmado al encontrar ocultos los huesos en la parcela de la finca en la que ambos convivían en Olesa de Montserrat.