Menú Buscar
Koji Kabuto, detenido por amenazas a los gays, explica su arresto y da su versión de los hechos / CG

El detenido por amenazar a los gays aclara que viste "ropa homosexual"

Koji Kabuto explica su esperpéntico arresto y argumenta que su cruzada es contra el homofascismo

07.09.2016 14:05 h.
3 min

“Te detenemos por lo que parece que dices”. Esta declaración resume los últimos días vividos por Koji Kabuto, un tuitero y youtuber detenido por supuestas amenazas contra el colectivo LGTBI y puesto en libertad poco después. En su último vídeo explica el esperpéntico arresto y advierte de que, próximamente, compartirá las mentiras de los medios con su caso.

Kabuto niega que quisiera atentar contra el colectivo gay en Barcelona o que fuera a hacer una matanza como la del club homosexual de Orlando (Estados Unidos) del 12 de junio, como se ha publicado. Como argumento, explica que en su declaración en la comisará de la capital catalana dijo que tiene “amigos homosexuales”, que su peluquero “es homosexual”, que antes vivía con “una pareja homosexual” y que tiene “ropa de marcas homosexuales”.

Seguirá en esta linea

“Vamos que no soy homófobo”, añade. “Que no me gusten los hombres significa que soy heterosexual”, continúa. Defiende la libertad del hombre heterosexual, “un colectivo discriminado”. Y ha iniciado, dice, una campaña contra los homofascistas, el grupo que lo ha denunciado y que, siempre según él, quiere exterminar al colectivo heterosexual. Pone como ejemplo el perfil de Twitter Stop Heteros.

En cuanto a la detención de este vecino de Mataró (Barcelona), asegura que “dos mindundis” llamaron a su puerta y se lo llevaron detenido a la comisaría de Barcelona. Esposado: “Seguiré colgando vídeos y dando por culo. Hasta que no me peguéis un tiro o me secuestréis o algo de esto no voy a parar”.

Lo que parece que dice

La detención respondía a “una serie de amenazas” que había hecho a los gays por redes sociales. En comisaría le mostraron las pruebas, unos mensajes que, dice, se habían malinterpretado: “Me sacaron unas pruebas de un vídeo que denunciaron los homofascistas de que yo me iba a suicidar por el acoso que recibía de ellos”.

En el vídeo, de 13 minutos, apunta que los policías “nazi-onales” que lo detuvieron procedían de Madrid. “Me habéis quitado a mi hijo, hablo de los homofascistas, me habéis arruinado la vida, ¿ahora queréis callarme?”, sentencia. En comisaría mantuvo el mensaje contra los homofascistas, no contra los homosexuales. La detención se produjo entonces por “lo que parece” que dice en las redes sociales.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información