Menú Buscar
'Ratatouille' está ambientada en París, uno de los destinos predilectos de los amantes del cine / PIXAR

Destinos que todo buen amante del cine sueña con visitar

Los Premios Goya y los Oscars despiertan la curiosidad de los cinéfilos más viajeros por conocer los escenarios en los que se rodaron sus películas favoritas

8 min

Febrero es el mes del cine por excelencia. Dos grandes citas se celebran en esa época: los Premios Goya y los Oscars. Todo el mundo habla de las películas nominadas, pero los amantes del séptimo arte no pueden dejar de recordar con nostalgia otras obras que han pasado a la historia, esas que les han hecho reír, llorar, temblar de miedo, vivir emociones trepidantes, soñar y también viajar.

Porque, ¿quién no ha visitado París una y mil veces a través de la gran pantalla? ¿O el desierto de Arabia? ¿O las selvas más enigmáticas del planeta? Las películas y sus actores son, hoy por hoy, una invitación a conocer esos escenarios de historias fascinantes y vivirlos en primera persona. La consultora Tourism Competitive Intelligence Research, pudo constatar a través de una investigación, que tan solo en el año 2012 el cine movió unos cuarenta millones de turistas internacionales. Aprovechando estos datos, la agencia Rumbo recomienda algunos de los mejores destinos cinematográficos para visitar en febrero.

Nueva York: La ciudad de lo inverosímil

Si hay algo que ha demostrado el cine es que en Nueva York puede pasar de todo. Hasta lo más insospechado. Desde convertirse en el epicentro del apocalipsis, ser atacada por extraterrestres, a ver cómo un gorila trepa sus rascacielos, pero también ver correr espíritus por sus calles, como ocurre en Los Cazafantasmas. Si hay un parque de bomberos que es famoso en el mundo entero es del número 14 de North Moor Street. De ahí no sale el ectomóvil ni se escucha la marchosa canción de Ray Parker ni, mucho menos, se puede ver al atrevido fantasma pegajoso Slimer, pero los fans lo visitan para sentir la magia de una película que marcó un hito.

Magia y encanto es, sin duda, lo que transmite Desayuno con Diamantes, galardonada con dos premios Oscars. Miles de personas sueñan con ser Audrey Hepburn esperando a su George Peppard frente a Tiffany&Co. en la Quinta Avenida. Y si es por lugares diferentes para citas, no puede faltar la New York Public Library, donde Holly y Paul tuvieron un par de encuentros fuera de lo común. Pero el recorrido por esta ciudad debe ser sí o sí --al menos una vez-- en un cab, esos coches amarillos protagonistas de Taxi Driver. La idea es no seguir el ejemplo de Robert De Niro --quien se adentró en el lado turbio de la ciudad de la mano de Martin Scorsese-- y vivir Nueva York desde una perspectiva alegre y cultural.

Las Palmas: Donde es posible el amor

¿Quién no ha vivido alguna vez una historia de amor imposible? Las Palmas de Gran Canarias fue testigo de una de las más conmovedores: la de Kilian y Bisila, en Palmeras en la Nieve, una de las reinas de los Premios Goya con dos galardones. La historia se desarrolló en el Parque Rural de Doramas, en el municipio de Teror. Allí se encuentra la famosa Finca de Osorio donde se recreó una plantación de cacao de Guinea Ecuatorial. Además, se plantaron más de cuatrocientas palmeras y se levantaron nueve edificaciones, construyendo un paraje natural único en la isla.

'Palmeras en la Nieve' / WARNER BROS. PICTURES

'Palmeras en la Nieve' / WARNER BROS. PICTURES

La buena noticia es que la finca se puede visitar, así que todos los fans empedernidos del libro y la película tienen la oportunidad de revivir esta idílica historia de amor. Para los que quieran más, los habitantes de Arucas, Gáldar, Guía y Telde están abiertos a mostrar las bellezas de estas ciudades y los rincones que sirvieron de plató.

París: El despertar de la pasión (y el apetito)

La ciudad de la luz, el amor y el cine. París es un museo al aire libre que sirve de plató para cualquier historia… hasta de una rata cocinera. Si bien es cierto que Ratatouille es una película que no fue rodada como tal en las calles de la ciudad francesa por ser de animación --de hecho, se llevó el Oscar en esta categoría--, sí que sabe captar su esencia desde un lugar especial: los fogones.

Moulin Rouge / PXHERE

Moulin Rouge / PXHERE

Para los más enamorados, está el Moulin Rouge, la historia de amor ganadora de dos estatuillas que encandiló los corazones de medio mundo con el inolvidable beso entre ‎Nicole Kidman y ‎Ewan McGregor‎. Un cabaret que hoy despierta curiosidad, pero que a comienzos del siglo XX fue descrito por el escritor ruso Andréi Bely como “la taberna del infierno”, donde los licores eran servidos “por el mismísimo diablo”.

La Habana: El refugio de los Transformers

Que los autobots tomen La Habana ya no es sorpresa para nadie. La capital cubana se ha convertido en los últimos años en uno de los platós favoritos de los directores estadounidenses. Michael Bay escogió esta pintoresca ciudad para Transformers 5, apenas pocas semanas después de que sus calles sirvieran de pistas de carreras para A Todo Gas 8.

La Habana fue refugio de un exagente fugitivo --en la cinta, claro está-- a quien se le ve caminando frente uno de los míticos murales del Che Guevara y sus edificios coloniales. Y eso no es todo: los mismísimos Transformers pisaron la pintoresca ciudad. Pero que nadie se alarme, no destrozaron su precioso patrimonio. Bay sólo usó las tomas de la ciudad para mostrar cómo los robots se habían integrado en la Tierra.

Andorra: Una tormenta de intriga y aventuras

La nieve nunca había tenido un trasfondo de tanto misterio como en la serie de televisión Félix. Una trama sobre el blanqueamiento de capitales, intrigas y hasta un toque de aventuras, que muestra diversas caras de Andorra, así como todo lo que representa en cuanto a naturaleza y urbanismo. Precisamente una de las caras que la serie destaca es la vida urbana y de sus pueblos. Cómo se vive, cómo es su arquitectura y lo que la gente representa. Félix refleja ese paraíso aún por descubrir que ofrece este pequeño principado.