Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
José Luis Criado, notario y corredor del Rally Dakar desde hace más de 30 años / CEDIDA

Del despacho al Dakar: la faceta más sorprendente de un notario de Barcelona

José Luis Criado lleva más de 30 años compaginando dos actividades que considera una simbiosis, pues tanto las carreras de rallies como la notaría le ayudan a relativizar y aprender sobre sacrificios

9 min

El trabajo de los notarios suele verse como algo aburrido, ya que consiste en hacer mucho papeleo relacionado con dar fe pública de los actos y hechos que realizan las personas, como tramitar escrituras públicas, corregir errores en éstas y reconocer documentos privados, entre otras funciones. Todo ello requiere una enorme imparcialidad y seriedad que lleva a estos profesionales a estar inmersos en el día a día de la sociedad y en su trabajo, pero muchos también tienen otras facetas de lo más humanas que, en ocasiones, incluso contribuyen a su desempeño en el despacho.

Es el caso de José Luis Criado, notario desde hace 35 años en La Roca del Vallès (Barcelona) y corredor del Rally Dakar desde 1991, siendo el dakariano español más veterano. Lleva más de 30 años compaginando estas dos actividades que nada tienen que ver entre ellas pero que considera una simbiosis, ya que "se complementan". Por ello, quiso participar junto con una escritora, un mago, dos maratonianos, una cantante de ópera, un fotógrafo profesional y una voluntaria social en el proyecto #NotariosQueDanLaNota que puso en marcha el Consejo General del Notariado hace unas semanas para “acercar la figura de los notarios a la sociedad y poner en valor su lado más humano”.

Estirar el tiempo como un chicle

En una entrevista con Crónica Global, Criado ha confesado ser “una persona muy inquieta y multidisciplinar” a la que le gusta hacer muchas cosas. Y es que no solo ejerce como notario y corredor del Dakar, sino que también preside una fundación de gente mayor que lleva un geriátrico, es secretario de la Fundación Privada Vallès Oriental de personas con discapacidad intelectual, da clases en la facultad de Derecho y tiene un poco de tiempo para estar con su familia. De hecho, defiende que, si hay ganas de hacer cosas, el tiempo se estira como un chicle, y ese es su caso.

Así pues, durante el año compatibiliza todas estas tareas, pero cuando termina el verano comienza a prepararse para el Dakar y en enero se quita la corbata y deja su despacho unos días para competir junto a su fiel compañero Jordi Juvanteny como piloto. Los rallies le quitan “un tiempo importante”, pero sostiene que “todo se complementa, ya que es una carrera muy dura y eso se refleja en la actitud que tengas ante la vida y, en definitiva, en la notaría”. 

Con ambas aprende sobre el sacrificio

En este sentido, José Luis Criado destaca similitudes entre la notaría y los rallies, aun siendo actividades totalmente distintas: “Los notarios buscamos soluciones y tenemos que ser gente positiva ante los problemas para resolverlos, algo que me ha dado mucha fortaleza en el Dakar porque aprendo sobre el sacrificio”, explica. Asimismo, saber relativizar las cosas en las carreras le enseña a saber hacerlo en la vida y, por ende, en el despacho. “El Dakar es una escuela de vida porque aprendes a no ser tú, a darte a los demás, sacrificarte y competir sanamente”, añade. 

En cuanto a lo que más le gusta de cada una de ellas también coincide: la gente. “El capital humano es extraordinario en ambas partes, ese cara a cara y tenerles de cerca. Nunca me voy a esconder y voy a estar siempre para mis clientes, tanto para lo bueno como para lo malo. A veces me dan palos, pero hay que dar la cara y lo mismo pasa en el Dakar”, subraya el notario.

José Luis Criado y su compañero Jordi Juvanteny en el Dakar 2021 / EP
José Luis Criado y su compañero Jordi Juvanteny en el Dakar 2021 / EP

Sin Dakar 2022 por el Covid-19

Por primera vez en toda su trayectoria como corredor, Criado se ha quedado sin competir en la edición que arrancó el pasado 1 de enero y que se celebra hasta el día 14 por haber dado positivo en Covid-19 en la prueba PCR que se realizó el día antes de su vuelo. “Al ser el Día de los Inocentes, mis compañeros pensaron que era broma porque sin mí no podían salir, ya que es necesario que dos personas tengan el carnet de camión”, cuenta. Afortunadamente, Fina Román --que corrió con ellos hace años-- estaba disponible, y voló a Arabia Saudí con su billete. 

Explica que esto fue un golpe duro porque llevaba casi un año trabajando con su equipo en el proyecto actual: convertir el camión en uno prácticamente ecológico. Para ello, convirtieron el motor en un sistema dual que tuviese una alimentación de gas licuado del petróleo (GLP) y, por otro lado, el combustible vegetal HVO que ha diseñado Repsol y no deja huella de carbono. Se trata de un proyecto a largo plazo y la idea es ir el año que viene con hidrógeno líquido, que define como “el futuro” porque no contamina y es barato. Con todo, destaca la parte positiva de haberse quedado en casa en esta ocasión: pasar la Navidad con su familia.

Mantenerlo todo igual hasta jubilarse

Al preguntarle sobre sus planes de futuro, José Luis Criado lo tiene claro: quiere seguir ejerciendo como notario, compitiendo y haciendo el resto de actividades que realiza hasta jubilarse. “La mayoría de corredores del Dakar somos mayores, pero cuando vamos nos sentimos como niños con los nuevos proyectos. Vemos que la vida se nos acorta, pero vamos a por los objetivos que tenemos, lo que nos hace trabajar y sonreír mucho más”, reflexiona. 

A corto plazo, confiesa que hay “una importante empresa muy interesada” en el proyecto del camión con hidrógeno líquido, de modo que espera poder pasar a la segunda fase para la edición de 2023. “Esto me hace tener mucha ilusión, algo que es muy importante para poder caminar e ir hacia adelante. Y es que hay que perseguir los sueños porque, aunque quizá no se consiguen, la ilusión es crucial”, añade.

'Dar la nota' con sus pasiones

Criado se siente distinto a sus compañeros de oficio, pues se suele concebir a los notarios como personas serias e introspectivas, pero él se define como todo lo contrario: “Me gusta exponerme, me encanta mi profesión y resolver problemas, pero eso no quita que me apasione la vida, de modo que también me apasiona todo lo que hago”. 

Por tanto, subraya que busca realizar cada una de las actividades que le gustan con pasión, del mismo modo que intenta transmitir esa fortaleza y seguridad a la gente de su alrededor. Precisamente eso es lo que cree que le hace ser diferente de los demás y dar la nota, en referencia al nombre de la campaña de la que forma parte. “Estoy siempre al servicio de los demás con una sonrisa y me entrego a lo que hago con absoluta pasión. Doy la nota, aunque también me expongo a que me partan la cara en alguna ocasión”, concluye entre risas.