Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El enfrentamiento entre Desokupa y los antidesahucio ante el 'Bloc Llavors' de Barcelona / CG

Desokupa ataca a los provivienda tras un desahucio en Barcelona

La empresa antiintrusos asegura que un vigilante fue "secuestrado"por los activistas que protegían el Bloc Llavors durante cuatro horas

3 min

Desokupa rompe el silencio después de un violento desahucio en Barcelona, que se ha saldado con enfrentamientos entre activistas provivienda con los Mossos d'Esquadra y, también, con la empresa antiintrusos. 

La compañía antiokupas asegura que se ha desplegado para arropar el lanzamiento judicial de uno de los últimos pisos tomados a la fuerza del llamado Bloc Llavors de la Ciudad Condal a las 03:30 horas de la madrugada, pero los activistas "ya habian tomado la zona común". Tras ello y siempre según Daniel Esteve, fundador de la firma, los radicales "han retenido a un vigilante de seguridad contra su voluntad" durante cuatro horas. "Ha sido un secuestro", ha defendido Esteve en la cuenta de Twitter oficial de la enseña

Vacían el piso

La empresa de seguridad, cuyo fundador ha empujado a una de las manifestantes durante la refriega, ha asegurado que los activistas "han atacado a sus trabajadores". Sostiene que "lo tienen todo grabado", y que publicarán íntegro el vídeo de los choques en su televisión en las próximas semanas. 

Esteve ha subrayado que el piso "ha sido vaciado" gracias a su acción y a la policial, "que han aguantado de todo". Ha arremetido contra el Sindicato de Vivienda de Poble-Sec, a quien ha llamado "perroflautas" y "atajo de delincuentes". 

Primer problema para el Govern de Aragonès

Antes de ello, los provivienda habían tratado de frustrar el desahucio obstaculizando la acción policial y, también, okupando durante unos minutos la sede de ERC en Barcelona. Los manifestantes han culpado al ya presidente autonómico, Pere Aragonès, de la actuación policial para vaciar la propiedad. 

El jefe del Ejecutivo regional ha apuntado a su vez a la justicia, recordando que ha sido un magistrado el que ha ordenado desalojar la propiedad. El piso es parte del polémico Bloc Llavors, comprado por Vauras Investment, una firma que invirtió en el inmobiliario de Barcelona, denunció al ayuntamiento por arropar a los okupas de sus pisos, perdió la acción judicial y se retiró de la Ciudad Condal.