Menú Buscar
Desmontando el mito del vasito de agua con limón en ayunas

Desmontando el mito del vasito de agua con limón en ayunas

Pese a estar muy extendida la creencia de que se trata de una receta casi milagrosa, en realidad no es más que una ficción que ha calado en el imaginario colectivo sin ningún fundamento científico

3 min

¿Quién no ha recibido el consejo de algún conocido o familiar en el sentido de que no hay nada mejor para la salud que tomar cada mañana un vaso de agua con limón en ayunas? ¿Quién no ha leído en alguna revista o en algún foro de internet los superpoderes que tiene esta dieta presuntamente milagrosa? ¿Quién no ha oído a algún famoso recomendar esta receta para limpiar el intestino, para reducir el riesgo de infecciones urinarias u otras enfermedades --¡incluso el cáncer!-- o para adelgazar sin efectos secundarios?

Pues bien, nada de ello es cierto. Se trata de un mito, un bulo, una ficción, un cuento o, simplemente, un timo que ha calado en el imaginario colectivo y que, si tomamos como referencia los resultados de una sencilla búsqueda en Google, parece que va a más.

Un bulo avalado por 'celebrities'

A pesar de que en la propagación de la leyenda de los supuestos efectos prodigiosos del agua con limón en ayunas han colaborado celebrities como Elsa Pataky, ningún estudio científico lo avala.

"Si el agua con limón verdaderamente tuviera innumerables beneficios, con lo barato que es el sistema y la escasez de problemas colaterales, ¿cómo es que ni un solo servicio sanitario público, ni una sola administración sanitaria del mundo desarrollado lo tiene implantado como uno de sus protocolos en personas hospitalizadas? ¿Cómo es que tampoco aparece en ninguna recomendación oficial?", plantea el dietista-nutricionista Juan Revenga.

Efectos sobrevalorados

Marián García, doctora en Farmacia y editora del blog Boticaria García, explica que el limón aporta al organismo vitamina C, potasio y ácidos orgánicos, entre otros nutrientes. Pero estos elementos también los aportan las frutas como la naranja y el kiwi, o vegetales con la col y el brócoli. Y sin necesidad de tomarlos en ayunas.

Tampoco hay datos que corroboren la afirmación de que un vaso de agua con limón en ayunas sirva para desengrasar o ayude a adelgazar. Ni es uno de los alimentos que aporten más vitamina C; de hecho, el mango, el pimiento rojo o el perejil tienen mayor concentración que el limón. Además, diversos estudios han demostrado que la vitamina C tiene mucha menos efectividad a la hora de prevenir los resfriados de lo que comúnmente se cree.