Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Plantación de marihuana desmantelada en Lleida / MOSSOS

Los Mossos desmantelan un grupo criminal dedicado al tráfico de marihuana en Lleida

Los investigadores hallan dos plantaciones y detienen a dos sospechosos mientras buscan a un tercero

3 min

Los Mossos d’Esquadra han desmantelado un grupo criminal dedicado a la plantación y al tráfico de marihuana. Los investigadores han hallado dos plantaciones y han detenido a dos sospechosos, pero buscan a un tercero. Se les acusa de defraudación de fluido eléctrico, un delito contra la salud pública y okupación.

Las dos plantaciones interiores se encontraban en sendos inmuebles de Golmés (El Pla d’Urgell) y Les Borges Blanques (Les Garrigues), en Lleida, y sumaban cerca de 1.400 plantas. Según han explicado los Mossos, los arrestados, dos hombres de 23 y 30 años, empleaban la última tecnología para incrementar el rendimiento de su huerto. Los agentes también se han incautado de cinco kilos de cogollos y 2,6 kilos de polen de marihuana.

Movimientos sospechosos

La investigación parte de lejos. En 2021, los agentes tuvieron acceso a una información que ponía en el foco a un grupo de personas que podrían estar relacionadas con el cultivo o el tráfico de sustancias estupefacientes en un domicilio en Golmés. Por ello, comenzaron a vigilar el inmueble y observaron que los ahora detenidos entraban y salían con frecuencia de allí, aunque no estaban empadronados. Después descubrieron que tampoco se les conocía ninguna actividad laboral ni ingresos de ningún tipo, y notaron un elevado consumo de electricidad, lo que los llevó a seguir con las pesquisas.

De hecho, los agentes siguieron a los investigados, que los condujeron sin saberlo a dos establecimientos de Torrefarrera; uno, dedicado a la venta y suministro de materiales de cultivo del cáñamo y derivados, y el otro, de bricolaje. Pero había más. En concreto, había un segundo domicilio, en Les Borges Blanques, donde los sospechosos actuaban del mismo modo. Ante estas evidencias, los Mossos prepararon un dispositivo y, el pasado 16 de febrero, actuaron. En los registros encontraron 1.379 plantas de marihuana, 1.757 macetas con restos de matas cortadas, cinco kilos de cogollos, 2,6 kilos de polen de marihuana, lámparas led, una centrifugadora de cogollos y un cedazo.

Ingreso en prisión

Los arrestados pasaron a disposición judicial el 22 de febrero y el juez decretó su ingreso en prisión.

No obstante, la investigación sigue abierta ante la sospecha de que se trate de una organización criminal con vínculos con otras del norte de Europa.