Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen de una plantación interior de marihuana / MOSSOS

Desmantelan un clan que echaba a vecinos de sus casas para plantar marihuana

De los 15 detenidos, tres han ingresado en prisión preventiva y siete deben cumplir órdenes de alejamiento

2 min

Los Mossos d'Esquadra han detenido a 15 personas en una operación que ha permitido desarticular a un clan de Badalona que se dedicaba a extorsionar a familias del barrio de Sant Roc para echarlas de sus viviendas y poder usarlas para plantar marihuana. Según ha informado la policía catalana en un comunicado, la operación comportó 15 registros en pisos de Badalona así como de Piera y de Nou Barris, en los que se localizaron nueve plantaciones de marihuana.

El operativo es fruto de una investigación que se inició en septiembre de 2020, a raíz de la denuncia presentada por una familia de Badalona que aseguraba que se había tenido que marchar de su barrio debido a las constantes amenazas que recibía por parte del clan desarticulado. La Unidad de Investigación de los Mossos d'Esquadra en Badalona contactó con otras familias que relataban hechos similares. Al parecer, el grupo criminal les solía reclamar una falsa deuda y, con ese pretexto, las intimidaban y sometían a graves amenazas.

Fraude energético

Los detenidos se aprovechaban de su superioridad numérica y de su fama de violentos para lograr que las víctimas les cedieran sus viviendas y abandonaran el lugar por temor a represalias. Los investigadores descubrieron que el clan utilizaba después las casa para el cultivo interior de marihuana y que también controlaban plantaciones en varios pisos de Nou Barris y Piera.

En una primera fase de la investigación, se registraron cinco pisos y fueron detenidos cuatro miembros del clan, mientras que el pasado 20 de julio culminó la operación con el resto de arrestos y entradas en viviendas. La operación ha permitido que los vecinos afectados hayan podido recuperar sus domicilios, que además estaban conectados de forma fraudulenta al suministro eléctrico. De los quince detenidos en la operación, tres han ingresado en prisión preventiva y a otros siete se les han impuesto órdenes de alejamiento de las víctimas.