Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Una de las plantaciones desmanteladas en desmanteladas en el operativo realizado en Polinyá y Montcada i Reixac / CNP

Desmanteladas dos plantaciones de marihuana en Polinyà y Montcada i Reixac

Las naves estaban conectadas de forma fraudulenta al fluido eléctrico y la defraudación asciende a los 91.800 euros

3 min

Agentes de la Policía Nacional y de la Policía Local de Polinyà han desmantelado, en un operativo conjunto, dos plantaciones interiores de marihuana de grandes dimensiones en dos naves industriales ubicadas en Polinyà y en Montcada i Reixac, en Barcelona.

Los agentes se han incautado de 6.189 plantas de marihuana en distintas fases de crecimiento, que en total hacen un peso de 240 kilogramos. Además, han procedido a la detención de los dos máximos responsables.

Recibieron un aviso

La investigación se inició después de que la policía recibiera informaciones que alertaban de que sendas naves industriales se estaban dedicando al cultivo de marihuana. Fruto de este aviso, la Brigada Local de Policía Judicial de la Comisaría de Sabadell, con la colaboración de la Policía Local de Polinyà inició las pesquisas que corroboraron que las informaciones recibidas eran ciertas.

Así lo confirmaron también los técnicos de la empresa eléctrica, que tras realizar mediciones del consumo de electricidad, constataron que las naves habían registrado un consumo elevadísimo. Este tipo de instalaciones fraudulentas no solo suponen cortes en la luz, sino que, por la sobrecarga de la red, pueden derivar en cortocircuitos e incendios que pueden poner en peligro las edificaciones colindantes. En total, la defraudación del fluido eléctrico asciende a los 91.800 euros.

Dos personas detenidas

Tras confirmar sus sospechas e identificar a los responsables, los agentes solicitaron a la Autoridad Judicial una autorización para la entrada y registro de sendas naves. El registro culminó con la incautación de 6.189 plantas de marihuana con un peso de 240 kilogramos y más de 6.000 euros en efectivo que estaban ocultos en uno de los vehículos de los responsables de las plantaciones.

Además, los agentes procedieron a la detención de dos personas, que eran las encargadas de las plantaciones. La Policía Nacional les atribuye un delito contra la salud pública y un delito de defraudación del fluido eléctrico.