Menú Buscar
Una persona circulando en patinete eléctrico por una ciudad / PEXELS

El 'desmadre' del patinete en Madrid empieza a revertirse

Lime, la principal empresa que opera en la ciudad, empieza a retirar los vehículos de la vía pública tras la ordenanza municipal

4 min

Las calles de Madrid empiezan a vaciarse de los patinetes que durante meses han ocupado la vía pública de la capital madrileña.

Después de que el Ayuntamiento de Madrid ordenara a las tres empresas que operan en la ciudad que retiraran sus vehículos, la compañía pionera en alternativas de movilidad sostenible, Lime, ha anunciado que ha iniciado la retirada de sus patinetes eléctricos para cumplir con las exigencias del consistorio a través de la reciente ordenanza de movilidad.

Lime cuenta en Madrid con más de 150.000 usuarios registrados y aunque difieren en la medida adoptada por el equipo municipal liderado por Manuela Carmena, son los primeros en anunciar el acatamiento de la nueva norma. El director general de la compañía en España, Álvaro Salvat, ha explicado que retiran la "flota para poder operar con la seguridad jurídica que los madrileños merecen".

Wind y Voi

Por lo que respecta a las otras dos compañías activas en Madrid, la estadounidense Wind y la germana Voi, no han comunicado oficialmente que hayan empezado a retirar su flota.

El equipo de Ahora Madrid explica a instancias de Crónica Global que tampoco tienen constancia de si han comenzado a recolectar sus vehículos, pero que en las reuniones privadas, las tres compañías "mostraron su buena disposición". Asimismo, recuerdan que "tienen hasta el lunes para retirala". 

Soluciones

La ciudad de Madrid permitió a estas empresas operar en la ciudad sin tener previamente elaborada un plan municipal de ejecución y circulación. 

El exceso de patinetes mal estacionados y el mal uso por algunos usuarios hizo reaccionar al ayuntamiento. Desde el equipo municipal estudian una regulación para potenciar este método de transporte sostenible en un momento que desde el mismo consistorio se está potenciando el plan Madrid Central para reducir los coches y motocicles en el centro de Madrid y así reducir la contaminación

A este respecto, el director general de Lime asegura que “Madrid necesita alternativas de movilidad sostenible y Lime es ya una realidad de transporte entre los madrileños. En la ciudad cabemos todos menos la contaminación”. "Somos optimistas que, de la mano del ayuntamiento, los madrileños podrán pronto volver a disfrutar de una alternativa sostenible de movilidad", concluyen en su nota informativa.

Según los últimos datos, la contaminación ya se ha cobrado 600.00 víctimas en 2016.

Accidentes

No obstante, el accidente mortal que se produjo en Barcelona con uno de estos patinetes así como los casos de inseguridad vial por conductores que alcanzan hasta los 80km/h con este vehículo ha encendido las alarmas sobre la viabilidad de contar con ellos en la vía pública.

Tanto Madrid como Barcelona están empezando a tomar medidas para estudiar el encaje de estos vehículos en sus planes de urbanismo.